Quantcast

Trucos contra el Insomnio: los mejores trucos para dormir bien toda la noche

Los desórdenes o trastornos del sueño parecen afectar, cada vez más frecuentemente, a un gran porcentaje de la población, con importantes consecuencias para la salud general.

Ante este panorama y para mantener una correcta higiene del sueño, los expertos aconsejan recurrir a una serie de soluciones que abarcan desde hábitos preventivos hasta medicación bajo supervisión médica, pasando por recursos más naturales como las flores de Bach o la acupuntura.

¿Por qué tenemos insomnio?

El insomnio es una condición que implica una dificultad para quedarse dormido o para mantener el sueño nocturno. En algunos casos puede hacer que te despiertes demasiado pronto y no puedas volver a dormirte, o que te despiertes varias veces a lo largo de la noche.

El insomnio crónico se presenta normalmente asociado a situaciones de estrés, y se ve favorecido por los horarios irregulares, las comidas abundantes, los excitantes (cafeína, alcohol), el continuo contacto con la tecnología actual, así como por algunas enfermedades, como una infección, y la toma de determinados medicamentos.

Consejos para dormir bien

Cambio de hábitos

  • Irse a la cama y despertarse a la misma hora siempre que sea posible. Las siestas deben evitarse y, en caso de que se tomen, estas deben ser siempre a la misma hora y de la misma duración.
  • Eliminar los cigarrillos (la nicotina), las bebidas con cafeína y el alcohol.
  • Mantener una actividad física regular evitando las últimas horas de la tarde y noche.
  • Eliminar las comidas pesadas, sobre todo las cenas.
  • Evitar llevarse el trabajo o el ordenador a la cama, así como el teléfono móvil u otros dispositivos tecnológicos.
  • Mantener la zona de descanso con una temperatura fresca, bien ventilada, limpia y ordenada. Utilizar persianas o cortinas gruesas, así como tapones para los oídos si el entorno es ruidoso.
  • Si no se logra dormir en unos 20 minutos, levantarse de la cama y hacer alguna actividad relajante, como leer, escuchar música o meditar.

Flores de Bach

Según los estudios de Edward Bach existen 38 flores que se relacionan directamente con nuestras emociones.

Los estados emocionales ansiosos, las situaciones de estrés y las alteraciones y preocupaciones de la vida diaria son causa directa de crisis de insomnio, por lo que son muchas las personas que encuentran alivio e incluso solución gracias a las flores de Bach. Estas pueden adquirirse con facilidad en determinadas farmacias y parafarmacias.

Melatonina

La melatonina u hormona del sueño se produce naturalmente en el cerebro, y en combinación con el cortisol, regula los ciclos de sueño en nuestro cuerpo.

La toma de melatonina como complemento para dormir mejor suele ser efectiva, sobre todo en personas que tienen condicionantes laborales o familiares que les impiden mantener unos hábitos de sueño regulares.

Terapia psicológica

La llamada terapia cognitivo conductual suele dar buen resultado a la hora de mantener una adecuada higiene del sueño.

En ocasiones el insomnio se muestra como consecuencia de otro problema, o bien se asocia a otras variables, que un profesional de la psicología podrá abordar como corresponde.

Consulta médica

Ante la duda, si creemos que podemos estar sufriendo apnea del sueño, alteraciones del ritmo cardiaco o cualquier otra patología, no debemos dudar en acudir a consulta médica para un diagnóstico apropiado.

En conclusión, los cambios de hábitos que incluyen una adecuada alimentación, con una eliminación de excitantes y toxinas, y unos horarios regulares, nos ayudarán a dormir mejor y recuperar nuestra energía. Algunos recursos naturales que pueden encontrarse fácilmente en farmacias, como las flores de Bach, así como la ayuda psicológica suelen funcionar muy bien en las personas con insomnio. Ante la duda o la posibilidad de estar sufriendo alguna patología o complicación, lo mejor es siempre acudir a la consulta médica.

Comentarios de Facebook