Quantcast

Si eres hombre, piénsate dos veces si mirar tu móvil por la noche

-

Un grupo de científicos israelíes acaba de publicar un estudio que debería preocupar, y mucho, a los hombres. Según las conclusiones de esta investigación, los varones deberían pensárselo muy y mucho antes de ponerse a mirar el móvil por la noche en una habitación a oscuras. Y es que estos científicos han descubierto que una mayor exposición nocturna a dispositivos que emitan luz está relacionado con la baja calidad en el esperma.

En los resultados del estudio, publicado en la revista Sleep, concluyen que la concentración de esperma era menor en los hombres que utilizaban sus móviles y tablets por la noche. El director del estudio es el doctor Amit Green, miembro del Sleep and Fatigue Institute at the Assuta Medical Centre de Tel Aviv, afirma que “el uso del smartphone y de la tablet por la noche y en la cama está correlacionado con la bajada de la calidad del esperma”.

Y añade: “Este es el primer estudio que analiza este tipo de correlaciones entre la calidad del esperma y la exposición a lucas de onda corta emitidos por dispositivos digitales, como smartphones y tablets, durante la noche”.

Los investigadores analizaron muestras de semen de 116 hombres de entre 21 y 59 años. Todos ellos estaban sometiéndose a una evaluación de su nivel de fertilidad. Los participantes completaron unos cuestionarios sobre sus hábitos de sueño y uso de dispositivos electrónicos.

Del mismo modo, esta investigación ha encontrado una relación entre las horas de sueño y la calidad espermática. A más horas de sueño mejor era el semen de los participantes, y viceversa.

1
Problemas de insomnio

movil-insomnio

No es esta la primera vez que oímos algo acerca de las consecuencias negativas para la salud que puede conllevar vivir pegado a un teléfono móvil. Algunas de las investigaciones desarrolladas hasta la fecha son realmente preocupantes.

En 2014, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo públicas las conclusiones de una investigación coordinada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC). Dicho experimento tenía como objetivo estudiar los posibles vínculos entre el uso de los teléfonos móviles y el cáncer de cabeza y cuello en adultos.

Los resultados no pudieron probar trastornos en el sistema nervioso por la exposición constante a los campos electromagnéticos, ese fenómeno bautizado como hipersensibilidad electromagnética. Pero, por otro lado, la investigación descubrió que “hay ciertos indicios de un aumento del riesgo de glioma (tumor cerebral) en las personas que se hallaban en el 10 % más alto de horas acumuladas de uso del móvil (…) el CIIC ha clasificado los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como posiblemente carcinógenos para los seres humanos”.

Muy parecido estudio de los israelíes fue la investigación desarrollada por el Instituto Politécnico Rensselaer de Nueva York, en el año 2013. Este grupo científico quiso estudiar los efectos del uso constante de móviles, tablets u ordenadores hasta dos horas antes de irse a la cama. Demostraron que esta costumbre lleva acarreados problemas de insomnio y desórdenes en el sueño.

Y es que la exposición a la luz blanca y brillante que emiten las pantallas reduce hasta en un cuarto los niveles de melatonina, que es la hormona que regula el sueño. Esta hormona, segregada por la glándula pineal, es muy sensible a las variaciones de luz. Es por este motivo que la emitida por las pantallas puede paralizarla o bloquear su actividad.

Atrás
Comentarios de Facebook