Compartir

Conocer el país del Tío Sam pasa por obtener el permiso de viaje obligatorio ESTA USA bien solicitar un visado para Estados Unidos.


USA, ESTA, California, Nueva York, Hollywood. Palabras que resuenan en nuestra mente mientras estamos recluidos en nuestros hogares, presos de la añoranza de las libertades y pequeños caprichos de la vida perdidos estas semanas, como viajar.

El que más y el que menos hace planes en su cabeza para el momento en que se acabe nuestro confinamiento por el coronavirus.  Desde la responsabilidad y cumpliendo el estado de alarma, nuestra cabeza idea proyectos lúdicos y de ocio personales para recompensar este esfuerzo desconocido al que cada uno de nosotros está entregando su vida en la actual crisis sanitaria.

Es momento de alimentar los sueños y dejar que emanen nuestros anhelos. Sentados en el sofá de nuestra casa, pensamos en convertirnos en unos de los 80 millones de turistas que cada año visitan USA, según la https://www.unwto.org/es
Organización Mundial del Turismo.

Nuestra cabeza viaja desde el salón de nuestro hogar para visitar las ciudades más visitadas de USA, como Boston, donde podemos saborear su historia irlandesa, acercarnos al famoso restaurante Cheers o al parque Fenway Red Sox;  o Chicago, la casa de Michael Jordán, famosa por sus compras, el Museo de Arte Moderno y 5 de los mejores hoteles del mundo.

Qué decir de la capital federal, Washington, la sede de la Casa Blanca, el monumento a Washington, el monumento a los caídos en la guerra de Vietnam, el monumento a Lincoln, o los museos Smithsonianos; o Las Vegas, donde el neón y los casinos se fusionan con el cielo.

Desde el confinamiento, se proyecta en nuestra mente la impresionante San Francisco, escenario de míticas películas de cine, Orlando, el paraíso de los niños con Disneylandia, y Miami, la más latina de las ciudades de USA, inconfundible con su Art Decó en sus calles.

Nuestra recompensa para el final del confinamiento no sería igual sin las dos joyas de la corona, Los Ángeles, el tercer centro económico del mundo después de Tokio y Nueva York y, por supuesto, la meca del cine.

Y cómo no, la gran manzana o la ciudad de nunca duerme, Nueva York, se erige como el sueño entre los sueños de los viajes. El Empire State, la Estatua de la Libertad, el Central Park o el Museo Metropolitano de Arte son sólo el aperitivo de un viaje que deleita los cinco sentidos en cada rincón de la icónica ciudad de los rascacielos.


ESTA, convertir USA en realidad

Pero, y por qué no convertir los sueños en realidad. A pesar del confinamiento, es posible comenzar a hacer tangible ese viaje inolvidable a USA y tener todo previsto para cuando llegue el ansiado momento de recuperar nuestra movilidad y emprender el proyecto ansiado para recuperar los momentos perdidos por el coronavirus.

Para ello, pasa por obtener el permiso de viaje obligatorio ESTA USAo bien solicitar un visado para Estados Unidos.
Además, es conveniente conocerlas http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Paginas/DetalleRecomendacion.aspx?IdP=63 recomendaciones que realiza el Ministerios de Asuntos Exteriores del Gobierno de España.

¿Visado o ESTA?

Antes de decidir solicitar un ESTA o un visado para viajar a los Estados Unidos de América, es importante saber qué es exactamente un visado y cuándo es necesario tener un visado. En principio, cualquier persona que no tenga nacionalidad estadounidense debe solicitar un visado o un ESTA para poder viajar a los Estados Unidos. Un visado es un permiso oficial para poder viajar a un país y para poder permanecer en un país. A través del sistema de visados, Estados Unidos se hace una idea de quién quiere viajar al país, y puede así ejercer control sobre quién puede o no puede entrar.

Por tanto, un ESTA es un permiso de viaje obligatorio para poder viajar a Estados Unidos sin visado. Ya viaje por turismo, negocios o para hacer escala en los EE. UU. de América, siempre es necesario tener un ESTA. Los pasajeros que no tengan un ESTA en vigor no podrán embarcar en su vuelo, ferry o crucero a EE. UU. También los menores de edad deben tener su propio ESTA. Solo para aquellos viajeros que entren en Estados Unidos por tierra, o que tengan un visado o pasaporte americano, no se aplica esta condición.

Se puede hacer la solicitud ESTA completamente por internet, por lo que no es necesario visitar la Embajada o el Consulado de EE. UU. Por lo tanto, conseguir un ESTA es más fácil y rápido que obtener un visado, y los costes son también menores.

Un ESTA es válido durante dos años desde el momento de su aprobación. Durante este periodo de validez puede hacer un número ilimitado de viajes a EE. UU., tanto por negocios como por turismo. Cada estancia en EE. UU. puede durar un máximo de 90 días. Se incluye una posible visita provisional o posterior a Canadá, México o una isla del Caribe.

Un ESTA es suficiente para viajes de negocios o turísticos, hacer una escala o visitar amigos o familia en EE. UU. Los viajeros con un ESTA no pueden trabajar para una empresa estadounidense. Sí que es posible hacer trabajo remunerado con un ESTA, siempre que el empleador esté ubicado fuera de EE. UU. Un ESTA no es suficiente para llevar a cabo actividades periodísticas, invertir en empresas estadounidenses o estudiar en EE. UU.

Por su parte, debe solicitar un visado si por ejemplo desea permanecer más de 90 días consecutivos en Estados Unidos, o si quiere viajar a Estados Unidos para trabajar o hacer unas prácticas, entre otros motivos. En todo caso, ESTA USA es la conexión para cumplir sus sueños.