Quantcast

Depilación láser y acné, ¿son compatibles?

Una de las dudas que tienen muchas personas es si podrían realizarse la depilación láser con acné. En este artículo damos respuesta a todas las cuestiones relacionadas con este asunto y explicamos la importancia de acudir a un centro médico como Corporación Capilar especializado para valorar el estado de la piel y prescribir un tratamiento apropiado según las necesidades de cada persona.

¿Qué es el acné?

El acné es un trastorno de la piel que se produce cuando la grasa cubre los folículos pilosos y las células muertas de la piel. Esto, a menudo, provoca comedones, granos y puntos negros en el pecho, espalda, frente, hombros y rostro. Normalmente es una afección que se produce en los adolescentes, pero puede aparecer a cualquier edad.

Estas afecciones de la piel suelen ser persistentes y, aunque parezca que algunas sanan, es posible que cuando comiencen a desaparecer afloren otras nuevas. Según la gravedad, pueden provocar cicatrices o estrés emocional, por lo que iniciar un tratamiento cuanto antes será lo más acertado para evitar este tipo de situaciones.

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas pueden ser muy diversos y dependerán de la intensidad del trastorno. Así, podemos identificar comedones abiertos o cerrados, irregularidades pequeñas, rojas y sensibles denominadas pápulas, pústulas o granos con pus en la punta, nódulos o lesiones quísticas más importantes.

Las causas principales son una producción de grasa excesiva, las bacterias o un exceso de actividad hormonal. Algunos medicamentos, el estrés y una dieta poco saludable pueden contribuir a empeorar el acné. Pero no hay que olvidar algunos factores de riesgo como los cambios hormonales, utilizar sustancias comedogénicas, presionar la piel, tener antecedentes familiares o la edad.

¿Es posible realizar la depilación láser en caso de acné?

El acné es una de las afecciones de la piel que va a contraindicar un tratamiento de depilación láser, no obstante en un centro médico especializado se puede valorar el tipo de acné, tomar las precauciones necesarias y, bajo una estricta supervisión, puede ser posible que nos deshagamos del indeseado vello.

La dificultad más importante en la combinación de depilación láser y acné tiene que ver con los medicamentos que los pacientes suelen tomar para combatirlo. Esto es debido a la fotosensibilidad de algunos de ellos, en especial, la Isotretinoína, más conocida popularmente como Roacután. Este es el motivo principal por el que los profesionales dermatológicos no recomiendan que se exponga el área tratada a la radiación solar o al calor directo que se produce en una sesión de depilación láser.

Como este fármaco es fotosensible, deja expuesta la piel a unas reacciones anormales, como pueden ser quemaduras o irritaciones, por lo que suele ser habitual espaciar el tratamiento con láser y la interrupción o finalización del tratamiento farmacológico.

¿Está contraindicada la depilación láser facial?

En un tipo leve de acné en el que no haya heridas abiertas es posible que los profesionales médicos apliquemos este tratamiento sin que eso conlleve un cierto riesgo para el paciente. En cambio, en los procesos de acné más exacerbados o intensos donde existan o puedan existir lesiones en la piel estará contraindicado un tratamiento de depilación láser, ya que la aplicación del mismo puede agravar y extender el problema.

De hecho, en algunas zonas que estén muy afectadas, la sensibilidad de la piel será mayor y eso agudizará el riesgo de sufrir una quemadura.

¿Cuál es el lugar indicado para hacerse la depilación láser si se padecen problemas de acné?

El acné no debe ser un impedimento para someterse a un tratamiento de depilación láser. No obstante, cuando una persona quiere hacerse un tratamiento de estas características, lo idóneo es acudir a un centro médico dermatológico.

Tras una valoración de la piel, los médicos prescribirán el tratamiento de fotodepilación más adecuado. Si en la valoración previa contemplamos que este tratamiento no puede realizarse, es posible que se pueda interrumpir algún tratamiento y, tras disipar los efectos de estos fármacos, llevarlo a cabo. 

La depilación láser aunque es un tratamiento sencillo no hay que olvidar que es un tratamiento médico estético por lo que es importante acudir a una clínica con todos los tipos de láser y con personal sanitario donde además un médico haga una historia médica previa para valorar cada caso y conseguir una depilación eficaz y segura.

Necesitarás varias sesiones espaciadas cada 2 ó 3 meses, el número variará según las características personales de cada paciente: es más eficaz si tienes una piel clara y un vello oscuro. Otra de las ventajas es que  además de eliminar el vello no deseado de forma permanente lograrás una piel más suave y libre de la molesta foliculitis (pelos enquistados). Una vez terminado el tratamiento disfrutarás de la ventaja de olvidarte de la depilación en el día a día lo que supone un ahorro de tiempo y dinero que hay que sopesar a la hora de decidirte a terminar con el vello. Para ello la clave es es no dejarse llevar por ofertas y promociones que tienen practicamente todos los centros ni por la comodidad de la proximidad y realizar una búsqueda de los centros con más experiencia y profesionalidad para no tener que lamentar las malas praxis que podemos averiguar leyendo las opiniones de otras personas, los aparatos de depilación láser más efectivos de alta potencia son aparatos caros y con un manteniemiento elevado, se estropean con facilidad yhay que calibrarlos y revisarlos contantemente para que cada tratamiento se efectivo y ahí es donde muchos centros pueden no ser tan displicentes como debería con la intención de ahorrar costes. 

Comentarios de Facebook