Compartir

Entre un 4 y un 8% de la población infantil padece alergia alimentaria y los alimentos que la causan con más frecuencia son el huevo, la leche, los frutos secos, el pescado, el marisco, las legumbres y las frutas. Tal como nos explican desde el Servicio de Alergología del Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas, este tipo de alergias suponen un verdadero problema tanto para los menores como para los padres, ya que se trata de alimentos muy comunes en nuestra dieta diaria por lo que es fácil la exposición inadvertida o accidental a los mismos, algo que puede resultar angustioso o dramático.

La persistencia de alergia alimentaria supone una alteración importante de la calidad de vida de los pacientes durante mucho tiempo, especialmente durante el periodo de escolarización, con continuas limitaciones y riesgos en los comedores escolares, lo que produce un fuerte impacto emocional y social por las sensaciones de frustración, rechazo, inseguridad o incluso ansiedad del niño y las familias“, explica la Dra. Gloria Requena Quesada, responsable de la Unidad de Alergia Infantil del Servicio de Alergología del Hospital Vithas Xanit Internacional.

Hasta el momento el único tratamiento aceptado de forma generalizada para evitar los síntomas de las alergias alimentarias era la dieta de eliminación, que puede plantear serios problemas para la calidad de vida de estos niños y de sus familias, pues no resulta tan fácil de seguir dada la presencia de estos alimentos en gran cantidad de productos elaborados. “Afortunadamente en la actualidad disponemos de novedosos tratamientos para este tipo de alergias, como la inmunoterapia oral, disponible en Vithas Xanit, que consigue desensibilizar con éxito a casi el 90% de los niños con alergia persistente“, matiza la especialista.

La Inmunoterapia oral consiste en la administración controlada de dosis progresivamente crecientes de los alimentos que causan la reacción alérgica, con el objetivo de evitar los síntomas resultantes de la exposición al alimento. Se trata de alcanzar su consumo sin síntomas a través de una desensibilización. “Hay distintos tipos de pacientes según la mayor o menor sensibilidad, por lo que se ofrecen pautas concretas y adaptadas a los diferentes tipos de pacientes, según su gravedad y sus expectativas. Habrá pacientes en los que el objetivo sea la protección frente a reacciones ante la ingesta de mínimas cantidades, y otros en los que sea la realización de una dieta normal, sin restricciones en cuanto al alimento al que el paciente es alérgico”, explica la Dra. Requena.

Al ser un tratamiento que no está exento de riesgos solo puede ser realizado por médicos especialistas con amplia experiencia en desensibilización con alimentos, y el paciente debe seguir un riguroso control por parte de su médico. “Los requisitos para llevarse a cabo son que se cumplan unas normas mínimas de calidad y seguridad, que sean aplicadas por profesionales médicos con experiencia, capacitados en el manejo de niños alérgicos. Además, las instalaciones hospitalarias deben permitir que el paciente sea controlado en el centro después de la administración de las dosis de alimentos programadas y que existan protocolos de intervención para el personal médico y de enfermería para el tratamiento de reacciones alérgicas derivadas de la terapia, incluida la anafilaxia. Esto ocurre en el Hospital Vithas Xanit Internacional“, aclara la especialista.

El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo.

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español. Cada año atiende a más de 4.500.000 pacientes en sus 19 hospitales y 27 centros médicos. Los 46 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional en Alicante, Almería, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Valencia, Vigo y VitoriaGasteiz. Posee presencia en Baleares gracias a un acuerdo estratégico con el líder hospitalario de la región, la Red Asistencial Juaneda, quien dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos. Vithas cuenta adicionalmente con el laboratorio de diagnóstico biológico Vithas Lab, con más de 300 puntos de extracción.

Las señas de identidad de Vithas son una asistencia sanitaria de calidad acreditada con estándares internacionales y un servicio personal. Posee el firme apoyo y visión de largo plazo de sus accionistas: Goodgrower, con un 80% del capital, y grupo 'la Caixa', con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento basado en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.