viernes, 25 septiembre 2020 9:18

Bicarbonato para aliviar las quemaduras solares

Uno de los inconvenientes del verano, especialmente cuando vamos a la playa o la piscina, son las temidas quemaduras solares.

Lo fundamental para evitar este problema es darse crema protectora, y volver a echarse cada cierto tiempo para que no se pierda el efecto, además de no exponerse al sol durante las horas centrales del día, en las que el sol aprieta con más fuerza. Sin embargo, si aun así no logras librarte de las quemaduras solares durante estas vacaciones, existe un muy buen remedio al que puedes recurrir para aliviarlas.

Una vez que te has quemado, es fundamental actuar cuanto antes. Y es que, además de aliviar el molesto ardor y escozor que provocan, también evitarás que el problema vaya a más.

Existen remedios muy conocidos, como por ejemplo aplicarse crema de aloe vera (o directamente aplicarnos la savia de la hoja de la planta) Sin embargo, existe un truco muy sencillo y completamente natural, que te aliviará el dolor provocado por la quemadura, y te ayudará a regenerar más rápidamente la piel.

El protagonista de este remedio es el bicarbonato de sodio. Bastará con que mezcles dos cucharadas o tres de este ingrediente con un poquito de agua. Esto es orientativo, ya que las cantidades dependerán de si te has quemado mucho o solo por algunas zonas. Lo que debes tener en cuenta es que no puede quedar demasiado líquido, sino formar una especie de pasta.

Una vez que hayas removido bien la mezcla, bastará con que te la extiendas con suavidad por las zonas afectadas con ayuda de un algodón. Después de dejarlo actuar durante unos 15 minutos, puedes aclararte los restos.

Notarás como repitiendo esta operación dos o tres veces al día, el aspecto de tus quemaduras solares mejorará más rápido. Y es que, el bicarbonato es efectivo para aliviar los daños provocados por el sol ya que contiene propiedades antisépticas.

Otro remedio que también es efectivo pasa por mezclar el bicarbonato con un poco de zumo de tomate en lugar de con agua, ya que este tiene propiedades que ayudan a la regeneración de la piel.