sábado, 26 septiembre 2020 14:49

Las casas más lujosas de jeques y sultanes

Comprar maravillosas casas es uno de los caprichos que suelen satisfacer los jeques y sultanes. Con tanto dinero que poseen en sus cuentas bancarias es lo menos que pueden hacer. Sus gustos son exquisitos y sus hobbies también. Imágenes que se filtran por la redes sociales delatan lujos como un carro de diamantes hasta ciudades construidas a su medida.

Las recursos petroleros que existen en el medio oriente y las estrategias de negocios, han llevado a los jeques a ser llamados bajo la connotación de multimillonarios, dinero que pueden compartir con las distintas mujeres que su religión le permite. Muchas gritarán en estos momentos, ¡quién fuera su esposa!, habrá que ver el trato que le imparten a las féminas. Como es un sueño o una pesadilla inalcanzable (jajaja), sigamos hablando de sus espectaculares casas.

Lo increíble de todo es que estos multimillonarios son guapos, ricos y jóvenes. Se pueden encontrar algunos no mayor a los 25 años.

Beverly Hills

mansion-sultanes

Turki Bin Abdullah, príncipe de Arabia Saudita es el heredero de la familia real de la Casa de Saúd. El joven tiene 26 años y ha decidido gastar parte de la fortuna que absorbió después que falleció su padre en una hermosa casa en Beverly Hills-Califormia. Tiene un valor estimado de 72 millones de dólares.

Se podrá ver una estatua con una fuente de agua y al entrar hay una lámpara con forma de araña que mínimo ocupa todo el techo de las casas que nosotros hemos podido ver. Tiene ventanales inmensos y el piso está hecho de mármol. Por lo general, la mansión está compuesta de bronce, oro y diamante. Cuenta con 11 habitaciones, 18 baños, 11 chimeneas, una sala de cine, piscina interior, un spa y un garaje con capacidad para 50 vehículos. Más que casas, las mansiones mostradas son complejos turísticos.

Mansión Francesa

mansion-sultanes-dos

Mohamed Abdulazis es hijo del rey de Arabia Saudita. Este joven compró una mansión francesa por un valor de 300 millones de dólares. La fachada de la suntuosa casa posee un reloj de esmalte y bronce. En su jardín se pueden encontrar estatuas de mármol y algunos elementos bañados en oro. Al igual que la mansión anterior posee su sala de cine. Les encanta tener en sus casas el mejor espacio para disfrutar de las películas en cartelera.

Como para satisfacer sus caprichos más escondidos, en una de las habitaciones cuenta con un acuario para disfrutar de los peces, ¡para qué salir de la casa si todo lo tiene adentro!, si el príncipe tiene inclinaciones para la música, hay un salón con un piano para poner en práctica las mejores partituras. Además cuenta con una piscina que parece una obra de arte y su habitación está oculta en una tela que abarca del techo al piso.

La mansión se encuentra a 10 kilómetros de París.

El Palacio de Zabeel

sultanes-tres

Mohammed al Maktoum, vicepresidente de los emiratos árabes y mandatario de Dubai. Este millonario posee una fortuna de 15 mil millones de dólares y compró entre las tantas casas, un penthouse de 323 millones dólares. Cuenta con habitaciones que tienen pantalla de cine y cortinas de cedas brillantes, hechas a mano, pero no es su mansión habitual. Más lujosa es el palacio Zabeel ¡Inimaginable el derroche de pertenencias que posee!

El dueño del reino (rascacielos)

rascacielos-mansion

Alwaleed Bin Tatal es un príncipe de 64 años de edad que demandó en el 2013 a la revista Forbes por subestimar su fortuna. Forma parte de la familia real de Arabia Saudita. Puede traducirse que es un excelente emprendedor empresarial e inversionista internacional. Su fortuna asciende los 30 mil millones de dólares. Es dueño del rascacielos futurista “El dueño del reino” valorado en mil millones de dólares: está comprendido por 45 plantas y un garaje con capacidad de 3.200 vehículos

Este jeque ha sabido invertir su dinero no solo para los buenos negocios considerando que tiene participación en Twitter sino para adornar sus carros y motos con diamantes y cristales de Swarovski, ¡pensar que usamos los cristales solo de pulsera y son falsos!

Cuando el dinero abunda, se amplían los gastos. Es en esos momentos que el ser humano inconforme quiere satisfacer sus necesidades por muy pequeñas que sean. Más allá de tener dinero lo que motiva a estos sultanes ricos es su sentido de importancia: ser reconocidos como millonarios.

Palacio presidencial en Abu Dhabi

abu-dhabi

Khalifa al Nahyan: presume de vivir en el palacio presidencial en Abu Dhabi. Es el actual presidente de los Emiratos Árabes. Los costos de construcción fueron de 490 millones de dólares. Quedarse en esta casa es disfrutar de un espectáculo de fuentes que se activan en el exterior del Palacio, hermosos tapetes en su interior y techos adornados con piezas de oro y lámparas con diseño árabe.

Se ha observado a un familiar de este Presidente disfrutar de carros hechos a su medida como el más grande del mundo o el más ancho del mundo. En otros artículos se habló del hotel hecho de oro en Vietnam que resultó fascinante, pues para estos jeques el oro es como el agua para nosotros.

Palacio de la luz de la fe

mansion-sultanes

Sultán de Brunéi : como parte de su entretenimiento le gusta pasear en su carruaje y limusina hechas de oro. Tiene una fortuna valorada en 17 mil millones de dólares. Posee una casa denominada “Palacio de la luz de la fe” que se creó con un costo de 1.4 millones de dólares. Al analizar su fachada, su cúpula está bañada en oro con una capacidad de 1.800 habitaciones más de 290 baños y una sala de banquetes con capacidad para 5000 invitados. Para estos multimillonarios no hay cabida para la carencia y la escasez. Poseen todo en gran magnitud y a nosotros no nos queda de otra que admirar tanta belleza.

Se mostró una lista de sultanes y jeques cuyas pertenencias y lujos son su verdadera carta de presentación. Tienen fortunas casi imposibles de calcular y acciones en diferentes partes del mundo. Son personas que conocen perfectamente cómo funciona el mercado y trabajan para gozar de todo lo que actualmente derrochan. Se mostró solo una parte, es imaginable describir lo que poseen cuando las cámaras se apagan o las personas dejan de mirar.

Para llegar a sus casas usan Yates, aviones con capacidades para ser ocupados por 400 personas. Es seguro que cuando necesitan relajarse, es cuestión de montarse en uno de ellos y disfrutar de un buen viaje sobre el mar.