Quantcast

Montero espera aprobar PGE antes de fin de año

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este martes que el Ejecutivo tiene la “vocación” de que se aprueben los Presupuestos de 2021 antes de final de año, para su entrada en vigor en enero, lo que evitaría una nueva prórroga presupuestaria, y ha mostrado la “disposición de hablar” y “ceder” en algunas cuestiones para recabar los apoyos suficientes, en temas como la subida del diésel o del IVA de bebidas azucaradas, como reclaman algunas formaciones.

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha asegurado que “por supuesto” sigue siendo “vocación” del Gobierno aprobar antes de final de año el proyecto de Presupuestos de 2021 y empezar el nuevo año con un instrumento “eficaz” para proteger las rentas de familias y trabajadores, impulsar la economía, el tejido productivo y afrontar las “grandes transformaciones”.

“Estamos deseando ya superar esta fase que ha durado excesivo tiempo de las cuentas de Montoro, tras dos años de PGE prorrogados que no se corresponde para nada ni con las prioridades política del Gobierno ni con las necesidades de la pandemia. Ojalá empecemos el año nuevo con un nuevo PGE ya prorrogado”, ha enfatizado.

En este sentido, ha dicho que espera poder llegar a un acuerdo con la “gran parte” de las formaciones políticas que no presentaron enmiendas a la totalidad al proyecto de Presupuestos a través de la aceptación de algunas enmiendas parciales, cuyo plazo de presentación ha finalizado este martes.

DISPOSICIÓN A “HABLAR” Y “CEDER”

No obstante, ha apuntado que hay un “camino avanzado” ya que algunos criterios de estas formaciones ya se han incorporado al proyecto fruto de conversaciones previas, si bien, en todo caso, ha afirmado que “la realidad de los números y las cifras marca que en este proyecto de PGE tendremos que ceder en algunas cuestiones a cambio de sumar esfuerzos y apoyos”.

Así lo ha señalado al ser preguntada por la posible supresión o modificación de la subida de la fiscalidad del diésel y el alza del IVA del 10% al 21% de las bebidas azucaradas y edulcoradas recogido en el proyecto de Presupuestos, tal y como reclaman algunas formaciones, como el PNV.

En todo caso, ha defendido que la subida del diésel propuesta por el Gobierno plantea la necesidad de avanzar en fiscalidad medioambiental, ya que España es el quinto país de la UE en fiscalidad medioambiental y el tercer país con el precio del gasóleo más barato, solo por delante de Lituania y de Luxemburgo.

“No es una medida recaudatoria, persigue disuadir conductas agresivas contra el medio ambiente y empezar a estimular otros hábitos de consumo”, ha apostillado.

La ministra de Hacienda, quien ha defendido que los PGE son “imprescindibles”, ha dicho que el Ejecutivo aspira a consolidar la mayoría “lo más amplia posible” y espera repetir el respaldo al último decreto del estado de alarma y del rechazo a las enmiendas de totalidad.

“Ojalá pudiera permanecer durante toda la legislatura, pero somos muy conscientes de que nos encontramos ante una geometría variable del arco parlamentario, que nos obliga a un esfuerzo añadido de intentar concitar los apoyos, alcanzar los acuerdos e intentar que no predominen los vetos cruzados. Lo más importante no es tanto el quien, como el qué se pone en discusión y se decide para los próximos años”, ha añadido.

Comentarios de Facebook