Quantcast
jueves, 22 octubre 2020 9:07

¿Por qué Dembélé tampoco es del agrado de Koeman?

Lo de Ousmane Dembélé con el FC Barcelona ya comienza a ser una historia trágica y la culpa ya quedó claro hace mucho tiempo que no es del club. Ahora con Ronald Koeman en el banquillo, el extremo se las ha arreglado para demostrar una vez más que todo su inigualable talento solo se equipara con su gran falta de profesionalidad. Y es que francés ya hizo enojar al nuevo entrenador blaugrana con una de las clásicas suyas: llegar tarde a los entrenamientos.

Tal como captaron las cámaras de ‘Cuatro’, Dembélé arribó tarde a la práctica matutina del conjunto azulgrana. El galo se presentó a la Ciudad Deportiva a las 10:15 am cuando todos los jugadores están pautados para llegar a las 10:00 am; es decir, una hora antes de que inicie la sesión. El neerlandés los quiere a todos centrados y pensando en fútbol desde temprano, pero para el joven francés todo parece resbalarle, porque no es la primera vez que hace ese numerito.

El neerlandés es un técnico muy estricto

Koeman
Koeman no permite falta de disciplina en sus equipos

Koeman no solo es un fanático de la puntualidad, también es un técnico convencido de que los jugadores deben ser unos profesionales de cabo a rabo. Su estilo estricto, que raya casi en lo militar, fue el que eligió Josep Maria Bartomeu precisamente para liderar esa revolución que justo ahora se ve que no era tanto enfocada en cambio de jugadores, que todavía se pueden dar algunos cambios, más bien lo era en cambio de actitud. Esos grupitos y esas libertades que gozaba una plantilla acomodada, que se acostumbró a la permisividad de Valverde, llegó a su fin con la contratación del exseleccionador de los Países Bajos.

A pesar de las reglas impuesta y que todos las venían acatando, el neerlandés ya se encontró su primera piedrita en el zapato en cuestión de disciplina y ese no es otro que el joven francés. Dembélé está muy acostumbrado a hacer lo que le place y no es la primera primera vez que llega tarde; incluso una vez llegó a quedarse dormido y no se apareció a las instalaciones de la Ciudad Deportiva del Barça. La falta de compromiso con el club por parte del extremo es algo crónico, pero es que ni con el cambió de entrenador ha decidido dar ese paso de madurez para al fin tratar de triunfar en el conjunto catalán, algo que comienza a lucir cada vez más complicado.

Para Dembélé será difícil ganarse un puesto

Ahora el francés tiene mucha competencia por delante

En el primer duelo oficial de esta temporada para el equipo azulgrana, en el que derrotó con mucha facilidad al Villarreal por 4-0, el ataque lo conformaron Messi, Coutinho, Griezmann y Ansu Fati. Para Dembélé solo quedaron los últimos 20 minutos de un duelo ya resuelto. El panorama se pone peor para el galo debido a que no solo comenzó en el banco, también el que ocupa su posición hizo un verdadero partidazo.

Durante el duelo, Ansu Fati simplemente estuvo en un nivel superlativo. Con dos goles, mucho descaro, verticalidad y gran habilidad, logró desatar el juego del equipo catalán. Koeman elogió la actuación del joven blaugrana y no fue para menos. Al ver el nivel del canterano es muy poco probable que salga del 11 inicial, por lo que Dembélé deberá luchar muy duro para tratar de obtener ese puesto y volver a ser el “sucesor de Neymar” que todos esperan. El francés tiene el potencial, pero su falta de disciplina y profesionalidad ya la empiezan a restar puntos ante un Koeman que no perdona ni se le olvida nada.

Comentarios de Facebook