Quantcast
martes, 20 octubre 2020 5:26

El nadador Alberto Lorente pretende batir el récord de nado a ciegas

El nadador Alberto Lorente se ha propuesto batir el récord de natación a ciegas dando la vuelta al Mar Menor, en lo que constituye un reto solidario para recaudar dinero en favor de la Asociación para la Integración del Discapacitado comarca del Mar Menor (Aidemar).

Lorente, que tiene 32 años, es padre de familia, nadador de larga distancia y un amante de los retos solidarios, se propone recorrer los aproximadamente 48 o 50 kilómetros que tiene la travesía en unas 20 horas. “Lógicamente, no vamos a ir en línea recta, por lo que la distancia puede variar”, ha señalado.

El actual récord de nado a ciegas está imbatido desde 1999 y está fijado en 46 kilómetros. “Si conseguimos dar la vuelta al Mar Menor, implantaríamos un nuevo registro”, ha subrayado.

En declaraciones a Europa Press, Lorente ha destacado que el reto comenzará este sábado, sobre las 17.30 horas, cuando saldrá a nado desde la playa del Molino de San Pedro del Pinatar, y tiene previsto llegar a las 13.00 horas del domingo a la Explanada de Barnuevo, en San Javier.

Para completar el recorrido, a Lorente le han modificado la lente de las gafas de natación, con lo que va a afrontar el reto con una “ceguera práctica”, que consiste en tener muy poca visibilidad. El propósito, añade, es “empatizar un poco con las dificultades que atraviesan muchas de las familias de Aidemar”.

Aunque el reto tiene su dificultad propia, por el desgaste físico que acarrea, Lorente quería añadir un poco más de complicación restando la visibilidad. “A mí me daba igual nadar de día que de noche, por lo que hemos escogido una buena hora de salida y buena hora de llegada, para dar visibilidad”, ha señalado.

Lorente, que el pasado mes de junio batió el récord Guiness con 30 horas a nado contracorriente completando un total de 89 kilómetros, ha señalado que lo importante de esta hazaña es “dar visibilidad a Aidemar y nadar en el Mar Menor, que es un sitio que ahora mismo está fabuloso para nadar”.

Ha destacado que lleva tiempo entrenando para el reto de nadar con nula visibilidad. “Al principio sufría muchos mareos porque el cuerpo no está acostumbrado”, recuerda. Para orientarse en el mar, probó al principio a base de pitos y, posteriormente, con golpes dados con una especie de boyas.

Sin embargo, finalmente ha descartado estos métodos de orientación porque “eran un jaleo para todos” y podía dar lugar a confusiones con algunas indicaciones. “No sabía en algunas ocasiones si tenía que parar o si tenía que girar a la derecha”, admite Lorente.

“Como todos tenemos claro un reloj de agujas en la cabeza, cuando me digan desde la embarcación que vaya ‘a las 2’ giraré a la derecha y, cuando me digan ‘a las 10’, iré a la izquierda”, según Lorente, quien señala que intentará completar la vuelta entera al Mar Menor “sin prisa ninguna”.

“Buscando referencias, levantando la cabeza y teniendo un buen grupo de personas en kayak que me vayan orientando, nos da igual hacer dos horas más o menos porque lo importante es dar la vuelta entera”, ha remarcado Lorente, quien explica que es la primera vez que nada en el Mar Menor, aunque hace 15 días que visitó la zona para entrevistarse con los responsables de Aidemar y entrenar en la laguna salada.

CONSTRUCCIÓN DE UNA PISTA DEPORTIVA

Lorente, que acabó “encantado” con esa primera toma de contacto, está deseando volver al Mar Menor. Ha señalado que el objetivo es dar “sentido” a las brazadas y, como ya tenía un primer contacto con Aidemar, se propuso dar visibilidad a esta organización.

En concreto, la Asociación querría destinar el dinero recaudado a hacer una pista deportiva en su centro de San Pedro del Pinatar. “En el lugar que ahora mismo tienen los talleres de jardinería, les gustaría hacer una pista deportiva para los chavales”, ha señalado Lorente.

No es la primera vez que Lorente lleva a cabo retos solidarios, algo que ya ha hecho a favor de otras organizaciones, asociaciones y fundaciones.

Lorente tiene una gran amistad en Murcia y, hace tres meses, cuando terminó su último reto en junio, su amigo le instó a hacer alguna actividad en la Región. “Todo empezó como una conversación y ya me han liado”, ha bromeado el nadador.

Ha precisado que Aidemar ha facilitado su número de cuenta en la que recabar donaciones, en el número ‘ES42-3038-0239-4027-2000-1000’, y está intentando abrir un número de ‘Bizum’ para dar facilidades a la hora de hacer los ingresos.

Durante la travesía, Lorente estará acompañado por una embarcación grande de soporte con un equipo medicalizado para hacer frente a cualquier eventualidad. Asimismo, le acompañarán embarcaciones neumáticas más pequeñas y los kayaks, que serán los más cercanos al nadador.

Comentarios de Facebook