domingo, 20 septiembre 2020 22:45

“Qué vergüenza”. ¿La ha liado parda Carlos Sainz?

Con el comienzo de la Fórmula 1 y lo mal que han estado los Ferrari, muchos se preguntan si la decisión de Carlos Sainz de marcharse a la escudería italiana ha sido correcto o será un error garrafal al ver como los monoplazas de esta escudería son más lentos que las versiones del 2019. El futuro no pinta bien para el piloto español, el cual se ha convertido en una de las esperanzas de la casa de Maranello tras la partida de Sebastian Vettel la temporada que viene.

La exhibición de los Ferrari dio mucho que desear en la primera Pole Position de la temporada. Ninguno de sus dos pilotos dio buena impresión en las pruebas, donde Valeri Bottas (Mercedes) largará en el primer lugar. Dejando en la segunda plaza a su compañero y actual monarca de la categoría, el británico Lewis Hamilton. Mientras que Carlos Sainz llegó octavo con su McLaren.

El monegasco Charles Leclerc terminó en la séptima posición y el germano Sebastian Vettel no pudo ni llegar a la Q3, siendo eliminado en  la Q2 y quedando en la sexta fila de la largada. Esto solo da la impresión que aun Ferrari no ha podido lograr el desarrollo de un coche realmente competitivo y que, por lo menos, el año que viene tampoco le tendrán un monoplaza medianamente competitivo a  Carlos Sainz, quien dejará McLaren para suplir al alemán.

Nada fácil para los Ferrari, Carlos Sainz mejor con McLanren

Leclerc ya lo había pronosticado en su primera comunicación a los box, cuando aseguró que non sentía bien el coche. A pesar de eso pudo quedarse con un lugar en  la cuarta fila, pero lo mostrado este sábado no le dará muchas esperanzas para poder aspirar estar en el podio en la primera carrera del año.

“No ha sido una clasificación fácil para nosotros”, comentaba luego el monegasco a ‘Sky Sports F1’. “Desafortunadamente, es donde estamos en este momento”, añadía resignado.

“Pero debemos tratar de mantener una actitud positiva en este momento, en el que es difícil encontrar algo positivo. Creo que este es el camino a seguir para trabajar correctamente y tratar de salir de estos tiempos difíciles. Sí, es difícil, pero tenemos que intentar trabajar en equipo y ser lo más fuertes posible mañana para tratar de animar a todos”, manifestaba Leclerc.

Casualmente su futuro compañero de equipo para la temporada que viene, el español, Carlos Saiz, terminó octavo con un tiempo de 1:03.971 en un monoplaza McLaren. “En general, creo que es un día muy bueno para todo el equipo, al ver que tenemos opciones de meternos en la pelea con equipos que el año pasado nos ganaban fácilmente, lo que es una buena noticia. Personalmente, he tenido problemas de equilibrio durante todo el fin de semana, sobre todo en las curvas rápidas, donde no acababa de ir confiado del todo. Pese al octavo con un set de neumáticos usado, ha sido un buen día y quiere decir que podemos atacar”.

Vettel resignado

Sebatian Vettel no pudo entrar en la Q3 y se tuvo que conformar con largar desde la quinta fila. Su monoplaza se vio muy lento, dejando un crono de 1:04.206 un poco más de dos segundos en comparación con lo cronometrado por Bottas.

“Creo que no tenemos más, de momento. Simplemente es eso”, opinó este sábado, en Spielberg, Vettel, de 33 años, que el año próximo no seguirá en Ferrari, escudería en la que ocupará su sitio el español Carlos Sainz, en la actualidad en McLaren.