lunes, 28 septiembre 2020 21:45

Messi no puede más y no es culpa de Setién: “Harto”. Esto es lo que pasa

Leonel Messi, el mejor jugador del mundo, no está contento con el momento que atraviesa su club, El FC Barcelona. Tras la salida de se ex entrenador, Ernesto Valverde, el argentino no vio con buenos ojos la llegada de Setién. Y no es ningún secreto que el diez se lleva a matar con la actual directiva.

Pero como buen jugador, es capaz de olvidarse de todos los malos rollos extradeportivos y cuando salta al campo hacer su papel. No obstante, no siempre puedes estar al 100% físicamente. Además, en un deporte como el fútbol, la confianza con el entrenador y que este sepa sacar lo mejor de ti, es clave. Y parece ser que en ningún momento, ni Leo Messi se entiende que Setién, ni el técnico es capaz de sacar lo mejor del jugador.

A causa del mal estado, tanto anímico como físico, del jugador, el Barça no gusta. No juega bien. Y por eso han perdido el liderato de LaLiga. Es probable que tras el parón por el coronavirus el FC Barcelona lance al traste el trabajo de toda la temporada, porque en pocos meses podrían perder tanto LaLiga como la Champions.

Messi no juega bien

Messi

El FC Barcelona está entre la espada y la pared. No encuentran su mejor versión del juego y han perdido todas las opciones en LaLiga. En estos momentos marchan segundos tras su principal rival, el Madrid, que les aventajó hace unas jornadas y ahora los culés lo tienen francamente mal para arrebatarles el primer puesto. Los de Zidane dependen única y exclusivamente de ellos para hacerse con el título liguero y además, tienen un calendario mucho más asequible.

Con todo esto, si le sumamos los problemas que tiene le FC Barcelona en su vestuario, hace que se presente muy mal lo que resta de temporada. Y no solo lo que corresponde a LaLiga, sino también en Champions. De aquí a que arranquen los cuartos de final apenas resta un mes. Y no parece que las cosas vayan a cambiar en Can Barça.

Y es que si Messi no está, el Barça no está. Y en estos momentos el argentino criado en La Masía no está en su mejor estado de forma. Los problemas con sus compañeros, con los técnicos y con la directiva son evidentes. Pero nadie contempla la posibilidad de que el jugador salga del equipo. Sería la muerte del Barça.

Los problemas de Messi

Messi

En el último partido jugado contra el Athletic de Bilbao, el Barcelona venció por uno a cero. Ni Messi, ni Griezmann ni Suárez consiguieron marcar un gol. La MSG no funciona. Tuvo que ser Rakitic el que hiciera el gol de la victoria para salvar a su equipo. Tras el gol, Messi se fundió en un enorme abrazo, que no fue correspondido por el croata. Al parecer, la relación entre ambos no está en su mejor momento, aunque un gol siempre viene bien para hacer las paces.

Messi tampoco tiene buena conexión con Griezmann. No se entienden dentro del campo y el francés es una de las últimas opciones del argentino, cuando tiene que buscar a su compañero. Esto hace que los dos jugadores, en vez de unirse para hacerse más fuertes frente a los rivales, se separen, creando grandes lagunas en este Barça.

Tampoco Suárez está en su mejor momento, después de la larga lesión que ha sufrido y que gracias al coronavirus ha podido recuperarse. No todo iban a ser malas noticias en estos tiempos de parón, y el uruguayo consiguió hacer los deberes y a pesar de que todavía no se encuentra en perfectas condiciones, puede jugar.

El futuro del Barça

Ansu Fati

Con todos estos problemas, está por ver cómo responderá el Barça en esta recta final de la temporada. Los partidos que se le presentan, son vitales. Y la victoria es lo único que cuenta. Perder lanzaría al traste las pocas opciones que tienen de plantarle cara al Madrid en LaLiga y los culés esperan un tropiezo de los de Zidane. Un empate, tampoco sería bueno, a no ser que los blancos tropezaran también, algo bastante improbable debido a su buen estado de forma.

Por lo que respecta a la Champions, la única esperanza que tienen los de Quique Setién es el joven Ansu Fati, un jugador de 17 años que tendría que echarse a todo un Barcelona a la espalda para salvar la temporada. Messi no lo conseguirá, por lo que tendría que darle paso al joven Ansu Fati.

De esta manera, y a raíz de lo que pase en los terrenos de juego, habrá que ver qué hace el club en temas de fichajes, puesto que Leo Messi está como loco esperando que llegue su “ahijado” Lautaro Martínez, pero las últimas informaciones que nos llegan, es que las negociaciones están paradas. Otro duro golpe para el astro argentino.