Quantcast
sábado, 31 octubre 2020 12:17

Los días más negros de Luis Suárez en pasado verano

La salida de Luis Suárez fue un golpe duro para la afición culé.  Ahora más calmado y con la tranquilidad de sentirse a gusto con el Atlético de Madrid, el delantero charrúa habló de lo complicado que fue todo ese proceso amargo de tener que abandonar uno de los clubes donde mejor se sintió a gusto y donde es el tercer máximo artillero en su historia. El ariete conocido por su fiereza a la hora de estar en la cancha explicó a los medios de su país lo que fue todo ese triste episodio que lo enemistó de José María Bartomeu, presidente blaugrana.

Cabe recordar que Suárez fue uno de los primeros descartes de Ronald Koeman, cuando este se estrenó como técnico del FC Barcelona. La salida del sudamericano estuvo también dentro del proceso o novela que significó la casi marcha de Lionel Messi de la entidad. Al final “Lucho” recaló en el Atlético de Madrid, llegando casi gratis y ahora estando bajo las órdenes de Diego Simeone, quien le ha dado mayor confianza para que se adapte lo más rápido posible a la filosofía colchonera.

La versión de Suárez

Luis Suárez no se fue nada contento del Barcelona. En su despedida dejó claro que su marcha fue por decisiones de una directiva que vive sus horas bajas y que quiso disipar las críticas del manejo deportivo con la salida de delantero que se le acusó de ya estar viejo y fuera de forma para formar parte de un nuevo proyecto dentro de la institución. “Es difícil porque fue una mezcla de sensaciones, no sé si de tristeza por cambiar de ciudad, por mi familia, por mis hijos… Como yo les digo a ellos, tienen que valorar que son unos privilegiados porque estuvimos seis años en un mismo lugar, y no es fácil consolidarse en un equipo como el Barcelona. Salió la posibilidad de ir al Atlético de Madrid”, dijo el jugador en una rueda de prensa.

“Tenía que cambiar de ciudad, pero la vida en España es parecida. Obviamente, los mensajes del club que me buscaba una solución para cambiar de aire, no me los tomé muy bien por las formas en que se hicieron más que nada. Uno tiene que aceptar cuando cumple un ciclo. Fueron días de pasar llorando por la situación que me estaba tocando vivir a disfrutar, a que te valoren como jugador, a que te quieran, a sentir el cariño de un club que me recibió a las mil maravillas. Hasta el debut… Tengo un lindo recuerdo”.

La lealtad de Messi

Suárez agradeció la postura de Lionel Messi con su situación él y el argentino lograron entablar una gran amistad desde su llegada de la Premier League cuando hace seis años abandonó el Liverpool para aceptar la oferta del Barcelona, luego de la sanción de la FIFA tras su mordisco a Chiellini en la primera fase del Mundial de Brasil en el 2014.

“No me sorprendió porque lo conozco demasiado, ya sabía el dolor que él sentía, como lo dijo y como lo dije yo. Las formas, el sentir que te estaban echando y eso era lo que más duele. Somos grandes, llevaba seis años en el Barcelona y había otras maneras de hablarme… Pero no fueron buenas las formas y eso es lo que también a él le molestó. Yo no lo veo como Leo Messi, como lo ve todo el mundo, yo lo veo como un amigo, como un compañero, y él sabe lo que nosotros sufrimos, lo mal que lo hemos pasado en ese momento”, apuntó el delantero.

Comentarios de Facebook