sábado, 26 septiembre 2020 18:09

Del pozo a la gloria: por qué la dupla Red Bull Honda-Verstappen aspira al Mundial

Después de un parón obligatorio en la Fórmula 1 a causa de la pandemia, la categoría reina del automovilismo hace su vuelta este fin de semana con el Gran Premio de Austria, carrera de casa para Red Bull, que afronta un año son excusas, también con Honda, donde se postulan como los grandes favoritos para mantener un mano a mano con Mercedes y Hamilton, aquí con su pilar: Max Verstappen.

La clave en la casa de bebidas energéticas está clara: no descolgarse de la pelea por el título en las primeras carreras, algo que han venido arrastrando todas estas últimas temporadas. Red Bull siempre llega, pero a veces demasiado tarde. Eso y que Honda no utilice más de tres motores en todo el año, algo vital para las opciones de los de Milton Keynes, una Honda que está en su auge para demostrar todo su potencial. Además, se suma la fortaleza de Verstappen en un calendario acortado que les viene muy bien.

Red Bull-Honda-Verstappen: la asociación del presente y futuro de la Fórmula 1 

Red Bull, Honda, Verstappen

Las cosas han cambiado mucho en la Fórmula 1, y sino que se lo digan a Honda, proveedor de motores a Red Bull desde el pasado 2019 y con Alpha Tauri (antes Toro Rosso) desde 2018, la cual, poco a poco ha ido demostrando sus grandes cualidades y el crecimiento experimentado a lo largo de estos años.

Tanto, que ahora la marca nipona puede decir que aspira al campeonato con Red Bull sin que suene a quimera. Ya pasaron los tiempos de la desastrosa asociación con McLaren en los que la unidad de potencia japonesa no ofrecía el nivel deseado. La falta de potencia y la escasa fiabilidad del motor japonés causó muchos quebraderos de cabeza al equipo de Woking.

Pero ahora, y a manos de Max Verstappen, Red Bull las ha vuelto a tener todas consigo para asaltar de nuevo el mundial con más fuerza que nunca. Una asociación Red Bull-Honda-Verstappen que dio buenos frutos en 2019 con tres victorias (Austria, Alemania y Brasil), y con una Honda que poco a poco iba despertando. Tanto, que el entonces Toro Rosso también logró dos podios de la mano de Kyyat y Gasly.