Quantcast
domingo, 29 noviembre 2020 22:47

Ángela Ortiz y otros deportistas que nos dejaron antes de tiempo

El deporte es el mejor transmisor de valores que existe. Aunque de vez en cuando lleguen malas noticias. Como esta. Y es que recientemente, una joven de 17 años llamada Ángela Ortiz ha fallecido a causa de un cáncer cerebral. La joven estaba llamada a ser una de las mejores palistas del futuro, y es que su pasión era el tenis de mesa.

Ortiz, natural de Granada, militaba en el club CTM Vegas del Genil, que la próxima temporada jugará en la División de Honor femenina. Y es que en los últimos años, esta joven de 17 años había participado en varios campeonatos de España.

Pero la tragedia de Ángela Ortiz no es la única, ya que por desgracia han sido muchos los deportistas que se han tenido que marchar antes de tiempo.

Deportistas que nos dejaron antes de tiempo

A la muerte prematura de una de las palistas con más futuro del tenis de mesa español, Ángela Ortiz, hay que sumar la muerte de otros deportistas que también nos dejaron antes de tiempo. Y es que el deporte es uno de los mejores transmisores de valores, por eso son muy sonadas las noticias de este tipo.

Yago Lamela fue un destacado atleta que murió de un infarto cuando apenas había abandonado el deporte de élite. Lamela fue subcampeón del Mundo y estaba llamado a ser uno de los mejores saltadores de longitud del mundo. Llegó a tener el récord de Europa de salto de longitud, y fue uno de los deportistas españoles más destacados en la época de los 90. Pero las lesiones truncaron su carrera, y tras abandonar la práctica deportiva, un día apareció muerto en su habitación

Chava Jiménez

Pero el atleta no fue el único que murió prematuramente. Los ciclistas “Chava” Jiménez y Marco Pantani, ambos grandes estrellas del ciclismo en la época de los 90, también aparecieron muertos un día. El español murió cuando ya se había retirado del ciclismo de élite. Mientras que Marco Pantani lo hizo tan solo un año después, y todavía hoy no se sabe su murió por sobredosis de cocaína o asesinado. Y es que la vida de Pantani daría para un libro.

Comentarios de Facebook