Quantcast

La sopa de carne humana y otros platos asquerosos que se comían antiguamente

-

Comer es una necesidad básica del ser humano. Qué rico cuando logramos ver platos bien presentados y llevamos por lo menos el contenido de uno a la boca, causa placer, quizás por eso cuando comemos a gusto evocamos sonidos como ¡mmmm! o ¡delicioso!

Pero qué pasa si lo que ves sobre la mesa no es el plato de carne que deseabas, no sucede nada porque no siempre se pueden complacer a los antojos, no quiere decir que no tenga buen sabor lo que está servido. Lo que parecería una aversión es encontrar una sopa de carne humana que nuestros antepasados comían hasta el punto de chuparse los dedos. Sobre eso se tratará el artículo de hoy, así que es obvio que no les vamos a desear buen apetito. A continuación las comidas más asquerosas de la antigüedad.

1
Sopa de carne humana

sopa de carne humana

El pozole es un platillo típico de México que contiene ingredientes como carne, chile, maíz y verduras. Generalmente se le conoce como un caldo en el cual el maíz incorporado recibe un tratamiento especial. Se habla de que este hervido en la antigüedad se realizaba en ofrenda al dios de la primavera en una plegaria por las buenas cosechas y contenía un ingrediente no tan especial, carne humana.

Por otro lado, cuenta la leyenda que Bernal Díaz del Castillo, luego de vencer a los indígenas, entró a Jalisco y fue recibido con danzas y un suculento pozole. El español se acercó al tazón en donde estaba el caldo y al observar se percató que había restos humanos, empuñó su espada y quebró de un movimiento la olla. Ahora hay que pensar muy bien al momento de comer pozole, disculpen gente querida de México.

Atrás
Comentarios de Facebook