Quantcast

Por qué no deberías tomar fruta de postre

Si bien comer postres saludables a media mañana y a media tarde puede ser bueno para nuestro metabolismo y salud en general, optar por fruta puede no ser la mejor decisión para tu cuerpo y tus dientes. Aunque es elogiada por sus beneficios para la salud, la fruta, desafortunadamente, no es tan amable con nuestros dientes.En este artículo te explicamos por qué no deberías tomar fruta de postre y te contamos sobre otras alternativas. 

El lado negativo de la fruta

Durante un buen tiempo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado el consumo de frutas y vegetales como componentes claves de una dieta saludable para prevenir enfermedades crónicas. Pero sabemos que es posible que más de una vez hayas estado apunto de comer una fruta y te haya dado remordimiento de conciencia al pensar que si la comes de postre podrías engordar. 

Las frutas, además de ser muy nutritivas, sacian nuestro estómago porque son ricas en agua y fibra. Estos últimos componentes se encargan de disminuir la densidad calórica (relación entre las calorías que tiene el alimento sobre el volumen del mismo) de la que tanto hablan los nutricionistas. Son muchos los beneficios de comer frutas, pero no debemos comerlas en exceso, más bien debemos consumirlas con moderación.

Tomar fruta de postre después de una comida podría causar dolores de estómago

nervios en el estomago

A pesar de que algunos expertos recomienden consumir fruta diariamente por sus beneficios para mantener una dieta equilibrada, no es recomendable comerla a cualquier hora del día, pues tomar fruta de postre después de una comida podría ralentizar la digestión causando dolores de estómago. Las personas con un sistema digestivo frágil podrían sufrir hinchazón o gases debido a la fructosa, un carbohidrato que se encuentra principalmente en la fruta. La fibra que contienen también puede causar dolor intestinal a las personas que sufren de síndrome de intestino irritable.

Aunque la fruta se digiera rápido, si el camino entre el estómago y el intestino delgado no está claro, los alimentos ingeridos durante la comida comenzarán a ser digeridos y la fruta permanecerá en el estómago durante varias horas antes de llegar al intestino delgado.

Por qué la fruta como postre no es buena para tus dientes

comer frutas frescas

El azúcar y el ácido son bastantes conocidos por sus efectos dañinos sobre los dientes. Si bien el azúcar puede causar caries, los ácidos quitan el esmalte de los dientes y, como seguramente sabes, una vez que se desgasta, no se regenera. Muchas frutas tienen un alto contenido de acidez, lo que significa que quienes las comen en abundancia están poniendo sus dientes en riesgo real. La toronja y los limones son quizás las peores opciones que podría tomar cuando se trata de opciones de postres que no dañan los dientes, pues causan el mayor daño debido a su alto contenido de ácido.

De hecho, en esta última década, la fruta se ha vuelto significativamente menos amigable para los dientes debido a que su contenido de azúcar ha aumentado en un 50% en los últimos años. Los nuevos cruces de frutas, diseñados para tener un sabor extra dulce, son casi tan malos para los dientes como las bebidas gaseosas.

La fruta seca, al igual que la fruta fresca, también plantea otros problemas.Si bien es posible que no sea tan ácida como los cítricos, generalmente está llena de azúcar. Esto significa que no sólo se adhieren fácilmente a los dientes, sino que el azúcar alimenta las bacterias en la boca, conduciendo a la erosión dental.

Si bien puedes pensar que cepillarte los dientes después de un refrigerio azucarado, como una fruta, puede resolver el problema, en realidad causa más daño que bien. Como el esmalte de tus dientes ya estará en un estado ablandado, debido al ataque de ácido, cepillarte los dientes solo resultará en restregar el delicado esmalte.

Entonces, ¿cómo puedo incorporar las frutas a mi dieta?

Si bien los riesgos del consumo excesivo de frutas son claros, especialmente cuando se trata de frutas modificadas o cítricos, los beneficios para la salud no mienten. Si deseas incluir fruta en tu dieta, consúmela con una comida, por ejemplo, con un plato de avena o como parte de un almuerzo equilibrado.

El problema de comer frutas es que es probable que aumente la cantidad de ataques de ácido en los dientes a lo largo del día. Con cada ataque de ácido que dura 20 minutos, es probable que constantemente repongas esos niveles de ácido si comes frutas durante el día. 

Alternativas para reemplazar las frutas

Fruta y verdura

Si quieres comer un postre, opta por alimentos alcalinos que le aporten sabor a tu paladar como el queso, las verduras crudas, las nueces, castañas, frutos pasos, nata, plátanos, aceitunas negras, aguacate, hummus de calabaza, gazpacho, chips de kale, chips de coco o los palitos de pan. 

Comentarios de Facebook