Compartir

La Policía Municipal de Pamplona ha informado de que un hombre se despertó a las 11:00 horas de este domingo en el baño de un local. Como no sabía dónde estaba, llamó a la Policía diciendo que estaba encerrado. 

Por medio del GPS, la Policía ubicó el local y a las 15:30 horas el hombre se marchó a su casa. La razón de ese “encierro” se debe a que el hombre se había quedado dormido en el baño.

La Policía recuerda que “hay que beber con moderación”.