Quantcast

Cómo quitar las agujetas

Es normal tener dolor en los músculos cuando se ha hecho ejercicio por primera vez. Son molestias que incomodan mucho y por ello te vamos a enseñar cómo quitar las agujetas.

¿Cuándo se tienen agujetas?

las agujetas son producto de no estar acostumbrado a hacer ejercicio

No tienes que preocuparte por sufrir de agujetas, porque no se trata de algo de lo que te puedas alarmar, aunque es realmente fastidioso tenerlas. Además, en la mayor parte de los casos es muy doloroso.

Para identificar si tienes agujetas, sólo deberás comprobar si tienes que hacer un esfuerzo para sentarte, ponerte de pie o estirar los brazos un brazo. Otra señal es que te duelan las piernas al caminar o si se te dificulta vestirte.

Pero, hay buenas noticias, porque hay muchos remedios que se pueden usar contra las agujetas, para eliminarlas o evitar que suframos de ellas. Muchos de ellos funcionan a la perfección y son fáciles de aplicar, así que pon atención.

Qué son y por qué se producen las agujetas

de donde se producen las agujetas

Seguro que muchas personas deben haberte comentado de lo beneficioso que es practicar ejercicios físicos, de las maneras correctas de hacerlos y demás, pero puede ser que no te hayan hablado de las agujetas que vas a sentir al día siguiente, por ello queremos mostrarte cómo se pueden eliminar, e incluso como evitar las agujetas.

Las agujetas, que es el nombre que le damos a los dolores musculares que se presentan al día siguiente de haber hecho ejercicio de forma intensa. En este caso, lo músculos van a trabajar con mayor esfuerzo que en tus actividades usuales, y al momento en que varas a descansar o a ejecutar otra actividad, comenzarás a notar una molestia, que se transforma en dolor, por momentos de gran intensidad, en las regiones que más hayas utilizado durante tus ejercicios físicos.

Las dolorosas agujetas igualmente pueden presentarse luego de que hayas efectuado una actividad pesada, que no está relacionada con el ejercicio físico, como una mudanza en la que has tenido que cargar un objeto pesado por algún tiempo, o cuando se realizan trabajos pesados de toda clase, en caso de que no estemos acostumbrados a ello, porque tenemos una vida sedentaria.

La razón de la aparición de las agujetas es que los músculos que se hayan ejercitado con una mayor intensidad y fuerza, no están acostumbrados a ello y tendremos dolor, en particular si no estamos acostumbrados a hacer ejercicio e hicimos muchas actividades.

Pero, tal como te indicamos antes, hay muchos remedios caseros, consejos y trucos, para lograr eliminar las agujetas e igualmente para evitarlas. Vayamos a ello, indicándote que los expertos aseguran que tomar agua con azúcar no quita las agujetas.

La mejor soluciones para evitarlas

los estiramientos son una gran forma de prevenir las agujetas

En caso de que aún estés a tiempo de evitar que se presenten, esa es la mejor forma de no sufrirlas. Lo que los entrenadores personales profesionales recomiendan es que planifiques tu ejercicio por etapas, primero de poca duración y a medida que te vayas acostumbrando, podrás elevar el tiempo y la intensidad.

Si vas a realizar ejercicio físico, pero no estás acostumbrado a ello, planifica tu actividad con los consejos de un entrenador profesional, e impleméntalos en tu tiempo de ejercicio físico de manera progresiva. De esta forma, podrás ir incrementando poco a poco tu grado de intensidad, mientras los músculos se van acostumbrando y no sufrirás, porque luego de que te hayas acostumbrado a una rutina diaria de ejercicios diario, si lo has hecho de acuerdo con las recomendaciones, no tendrás agujetas.

Es esencial, previamente y luego de que hayas hecho tus ejercicios, tomándote unos minutos para efectuar estiramientos, porque se trata de una actividad que todo entrenador o gimnasta te va a indicar, inclusive es recomendado por los fisioterapeutas.

Una decisión inteligente es hacer un calentamiento general antes de hacer ejercicios, esto es, que hagas varios ejercicios de rutina que preparen al cuerpo y a los músculos, poniéndolos en movimiento antes de comenzar con tu verdadero ejercicio. Se trata de una actividad que, además de evitar las agujetas, igualmente evitará que te lesiones, si comienzas de una manera desmedida a hacer ejercicios sin calentar.

Una recomendación general es que resulta conveniente que te mantengas hidratado, consumiendo agua, y poner especial cuidado en lo que comes, con alimentos que sean ricos en vitaminas C y E, así como ingerir un complemento de magnesio todos los días.

Se trata de unas medidas que van a favorecer el fortalecimiento de los músculos y se encuentren en una mejor condición de cara a hacer tus ejercicios. Hay personas que ingieren suplementos extra de creatina, porque les suministra energía, para cuidar sus músculos.

Trucos para evitarlas

Hay muchos remedios caseros para evitarlas

Hay varios trucos muy fáciles para evitar que las agujetas se presenten, que puedes probar antes de hacer tus ejercicios. El primero de ello es que ingieras un manojo de frutos secos, como avellanas, que son una gran fuente de calcio, y que te van a proteger contra la presencia de calambres y las agujetas.

Otras cosas que puedes ingerir son los plátanos o los fiambres sin grasa, que te van a dar proteínas y potasio, lo que fortalece tus músculos. Lo ideal es que los ingieras media hora antes de comenzar a hacer tus ejercicios.

Si ya tienes agujetas, qué es lo que puedes hacer

como aliviar el dolor producido por ellas

Hay una cantidad de remedios hechos en casa que puedes utilizar cuando ya estés sufriendo de agujetas, entre los cuales se encuentran:

  • Aplícate una bolsa de hielo seco en el área adolorida. El frío tiene efectos que cauterizan y desinflaman los músculos, pudiendo hacer desaparecer el dolor, mejorando la curación del músculo. Vas a sentir un alivio instantáneo cuando te apliques una bolsa de hielo por el lapso que sea requerido.
  • Date un largo baño caliente. De otra parte, un baño caliente también te va a aliviar los dolores de los músculos que se hayan resentido con el ejercicio.
  • Estirar. No solo se trata de una actividad primordial para evitar las agujetas, sino que igualmente debes hacerlo luego de tus ejercicios. Hacer estiramientos por un rato va a ayudarte a que desparezcan las agujetas, o por lo menos, que no sean tan dolorosas.
  • Puedes bañarte con agua fría. En el mismo sentido que el hielo, el agua fría es un remedio eficiente para disminuir el daño que ocasionan las agujetas.
  • Toma antiinflamatorios. Es cierto que en algunos casos, resulta bueno que tomes un antiinflamatorio para remediar las agujetas, pero no debes abusar, debido a que son medicamentos que tienen efectos secundarios.
  • Realiza actividades cardiovasculares ligeras. Puedes hacerlo el mismo día o al día siguiente de haber hecho ejercicio, porque reducen la molestia de las agujetas, y te ayudarán a recuperarte.
Comentarios de Facebook