Quantcast

Cómo limpiar una plancha de cocina

¿Tienes una plancha de cocina y te resulta muy difícil limpiarla? Inclusive puede ser que pienses que está manchada y que no vas a poder dejarla como estaba cuando fue instalada, pues te decimos que si es posible, lo único que tienes que hacer es seguir estos consejos.

¿Cómo limpiar una plancha de cocina?

Como debes limpiar correctamente tu plancha de cocina

La plancha de cocina, que también conoces con el nombre de plancha para asar, grill o parrillera, va a necesitar de unos cuidados específicos para que la puede seguir usando más allá de lo que se considera su vida útil. Es una de las 10 cosas que deberías limpiar a diario. Esta es un artefacto que normalmente suele ser muy caro, por lo que lo mejor es que lo cuides de la forma más óptima posible.

Esto, para que no tengas que sustituirla antes del tiempo en el que lo tienes pensado. Además, como se trata de artefactos que normalmente son hechos en teflón, el hecho de que la rayes o que se dañe su revestimiento puede perjudicar la forma de cocción de los alimentos, debido a que va a perder su capacidad antiadherente.

Es porque queremos que tú plancha de cocina se mantenga perfecta y la puedas usar de forma óptima por mucho tiempo, que te queremos contar que hay dos maneras sencillas de limpiar una plancha de la cocina, y te las vamos a explicar de seguidas.

Formas de limpiar la plancha de cocina

Formas de limpiar la plancha de cocina

 Existen dos manetas de limpiar una plancha de cocina:

  • En caliente
  • En frio

Pero existen situaciones que podemos considerar como especiales, y son las siguientes:

  • Si la plancha está muy sucia
  • Si la plancha es de hierro
  • Si la plancha está oxidada
  • Si la plancha es antiadherente (de teflón)
  • Si la plancha es de una cocina industrial
  • Si la plancha es de una cocina de leña

Cuando la limpias en caliente

Cuando la limpias en caliente

Lo más fácil es que procedas a limpiarla inmediatamente después de que hayas terminado de usarla y apagado el fuego. Pero eso, lo que tienes que hacer es verter, por lo menos, medio vaso de agua fría en tu plancha de cocina. Claro que el procedimiento será más fácil o más difícil, dependiendo de los residuos que se encuentren en ella y de si se aflojan de forma sencilla o son resistentes a la limpieza.

Otra forma de hacerlo es que, cuando la plancha haya quedado realmente llena de restos de comida, procedas a colocarle encima varios cubos de hielo para que el impacto debido a la diferencia de temperatura sea aún mayor. Una vez que la plancha se encuentre a la temperatura del ambiente, procede a lavarla con tu detergente de siempre o utilizando un desengrasante.

Cuando la limpias en frío

Cuando la limpias en frío

Siempre lo deseable es que puedas limpiarla como en la primera opción, esto es, en caliente, pero si por alguna razón olvidaste limpiarla en ese momento, o no podías hacerlo y tu plancha se enfrió con la suciedad encima, lo que te recomendamos que hagas es que esparzas una mezcla de agua y sal con la ayuda de una esponja que no sea de metal, o un paño que puedas desechar.

Con este método no será necesario que emplees jabón, porque el agua con la sal van a producir el mismo efecto. Te apostamos que esta es una de las cosas que no sabías que puedes hacer con la sal.

Situaciones especiales

Situaciones especiales

Veamos que puedes hacer si te encuentras con que tu planta está en alguna de las siguientes condiciones:

Si la plancha está muy sucia

Si la plancha de cocina se encuentra muy sucia, lo primero que te aconsejamos que hagas, en caliente, es echarle encima una generosa cantidad de hielo hasta que se derrita. Luego lo que tienes que hacer es rasparla con una espátula, para lo cual lo que tienes que utilizar es una espátula para teflón, en caso de que tu plancha sea antiadherente.

Si la plancha ya se ha enfriado, entonces ráspala y luego ponla en remojo con algún líquido desengrasante, durante por lo menos unas 12 horas. Al final debes lavarla con toda normalidad usando una esponja que no sea de metal.

Si la plancha es de hierro

Si la plancha es de hierro

La muy conocida plancha de hierro normalmente es excelente para que cocines al aire libre. Pero su limpieza es muy importante para que no la dañes. Si esta es la clase de plancha que tienes, debes dejarla enfriar completamente, luego de haberla usado, para que procedas a lavarla con agua y una esponja que en este caso puede ser de acero.

Te aconsejamos que evites usar detergentes, porque en muchas ocasiones, los químicos que contienen tienden a oxidarla y a dañarla, porque está hecha de hierro. Cuando se haya secado, lo que debes hacer es tomar unas servilletas de papel, para que le eches un poco de aceite y procede a engrasarla para que quede lista y puedas prevenir hendiduras.

Si la plancha está oxidada

Si la plancha está oxidada

Lo que te aconsejamos en este caso es que encuentres una esponja de acero o de cobre y procedas restregar tu plancha con ella. Es posible que combines el uso de la esponja con algún producto químico que tenga carácter abrasivo, agua y detergente para que puedas remover la suciedad de forma más rápida. El siguiente paso, en el caso de que el óxido sea realmente bastante, es que repitas el procedimiento de limpieza, pero usando esta vez una esponja y bicarbonato de sodio.

Si la plancha es antiadherente (de teflón)

Si la plancha es antiadherente (de teflón)

Lo primero que tenemos que indicarte es que debes tener mucho cuidado y no permitas que los restos de comida se enfríen encima de una plancha de teflón. Procede a verterle encima un poco de agua después de cocinar. Lava con esponjas tradicionales que no sean de metal y con bastante jabón líquido, porque cualquier otro material podría rayar su superficie y arruinarla.

Si la plancha es de una cocina industrial

Si la plancha es de una cocina industrial

En este supuesto, no te queda otro remedio que emplear las espátulas para teflón y usar detergentes industriales. En razón de que esta clase de plancha posee un alto nivel de uso, los productos limpiadores industriales, que contienen abrasivos concentrados de rápida acción son ideales y los puedes adquirir en las tiendas especializadas.

Si la plancha es de una cocina de leña

Si la plancha es de una cocina de leña

En caso de que la plancha se encuentre adherida a una cocina que funciona con leña, lo mejor que podrás hacer siempre es limpiarla con agua y detergente, usando una esponja de acero. Si posees un cepillo que tenga esas características, será mucho mejor.

Consejos y cuidados para no rayar la plancha

Consejos y cuidados para no rayar la plancha
  • Evitar que la comida adherida se enfríe sin ser removida.
  • No usar utensilios de metal para cocinar, siempre de madera, plástico o teflón.
  • No utilizar esponjas metálicas para limpiarlas.
  • Abstenerse de los productos sumamente abrasivos, excepto si la plancha es de hierro.
Comentarios de Facebook