Quantcast

Cómo limpiar una plancha

¿A todos nos ha pasado que en un momento dado, nos distrajimos mientras estábamos planchando y la plancha se cayó y con eso quemó alguna pieza de ropa o la tabla de planchar misma? No te preocupes, somos muchísimos los que hemos manchado así una plancha con la consiguiente pérdida de la prenda correspondiente. Pero tenemos buenas noticias, la plancha se puede recuperar. ¿Quieres saber cómo?

Plancha sucia

Plancha sucia

Cuando hemos sufrido la clase accidente con la plancha que hemos descrito antes, además de haber dañado irremediablemente una pieza de tu vestimenta, lo más probable es que la plancha se va a quedar con restos de la tela quemada y, emplearla de nuevo en ese estado puede ser que eche a perder otras prendas, lo cual no es aceptable.

Es por esa razón, que hemos querido mostrarte que hay formas caseras y prácticas de cómo limpiar la plancha y que se quede como nueva, gracias a productos que normalmente se encuentran en la mano en tu hogar. De esa forma, no sólo recuperarás la plancha para poder seguir usándola, sino que te asegurarás de que tus blusas y pantalones no van a sufrir daño alguno y quedan como te gusta cuando los vayas a planchar.

Trucos caseros para limpiar la plancha

Trucos caseros para limpiar la plancha

Veamos cuáles son esos trucos sencillos que te van a permitir usar artículos que normalmente se encuentran en tu casa para que puedas limpiar tu plancha:

Sal

Sal para limpiar una plancha

La sal es uno de los productos que siempre estarán en casa y que más se emplean en múltiples formas para limpiar y remover la suciedad. Si tienes sal gruesa, lo que debes hacer es tomar una hoja de papel periódico y cúbrelo con una capa de esta sal, luego procede a calentar la plancha y pásala por encima de esa superficie, hacia a delante y hacia atrás, hasta que la mancha desaparezca, frotando luego con un paño limpio para terminar.

Si no tienes sal gruesa en casa, pero tienes sal común, lo que puedes hacer es emplear un paño seco y esparcir encima de él varias cucharadas de sal de mesa normal. Procede a encender la plancha, espera que se encuentre caliente y cuando lo haya hecho, frota hacia adelante y atrás con la plancha encima del paño hasta que hayan desaparecido las marcas de quemaduras. Cuando así haya sido, apaga la plancha, espera que se enfríe y limpia la base con un paño húmedo y tu problema estará resuelto.

Vinagre

Vinagre para limpiar una plancha

Si se trata de uno de los alimentos que sirven como productos de limpieza,en el caso en el que las marcas son un poco más complicadas de quitar, entonces puedes probar con este método y te aseguramos que puede ser la solución que estás buscando. Calienta un poco de vinagre blanco, procede a sumergir un paño limpio en él y luego pásalo por la base quemada de la plancha.

Si aunque lo hagas de esa manera, las marcas de quemado persisten en la plancha, lo que te recomendamos que hagas es que agregues 2 o 3 cucharadas de sal o de bicarbonato de sodio al vinagre caliente y repite este proceso hasta que las marcas se vayan y la base de la plancha haya quedado perfecta. No te puedes olvidar de limpiar la plancha con un trapo seco antes de que la guardes.

Detergente de ropa

Detergente

En el caso de que tu plancha sea de la clase antiadherente, entonces siempre vas a tener la opción de poder limpiarla con  un buen detergente de ropa. Lo que tienes que hacer sencillamente es calentar un poco de agua y agregarle un par de gotas de detergente, procede a sumergir un paño en la mezcla y limpia la plancha. Esto es muy fácil de hacer y la plancha te quedará como nueva.

Jabón para la vajilla

Jabón para la vajilla

Por supuesto, como es que no pensaste en usar jabón líquido para vajilla con anterioridad. En el caso de que las marcas de quemado se encuentren también en el interior de las aberturas de la plancha, lo que tienes que hacer es mezcla un poco de agua con algo de este producto y sumergir un hisopo en ella. Entonces procede a pasarlo por las aberturas de tu plancha y eso es todo, el problema quedará resuelto.

Velas

Velas

Para este truco sirve cualquier clase de vela que tengas en tu casa. Sencillamente tienes que prender la plancha, espera a que llegue a una temperatura alta y pasa una vela sobre la base caliente de la misma. Con posterioridad, quita la cera con un trapo limpio y eso es todo. Se trata de un truco que también es muy sencillo de emplear.

Pulidor de metales

Pulidor de metales

En el caso de que la base de tu plancha no se encuentre recubierta, entonces es posible que puedas emplear un producto que sea para pulir metales, con lo cual podrás quitarle las marcas de quemado que hayan quedado adheridas a la plancha. Lo que tienes que hacer es  frotar con un paño empapado en el líquido o pasta pulidora sobre las marcas de quemado hasta que desaparezcan y luego limpiar la plancha con un paño limpio.

Pasta de dientes

Pasta de dientes

Este es uno de los muchos usos alternativos para la pasta de dientes en el hogar. Lo que tienes que hacer es esparcir un poco de pasta de dientes en la plancha fría y procede a frotarla con un paño limpio. Luego procede a encenderla y cuando llegue a la temperatura adecuada, activa el vapor durante cinco minutos y luego déjala reposar. Cuando esté tibia, púlela con un paño y retira los restos de pasta de dientes

Limón y bicarbonato de sodio

Limón y bicarbonato de sodio

El jugo de un limón posee unas propiedades que, al combinarlas con el bicarbonato de sodio, lo hacen convertirse en un producto excelente para limpiar las marcas de quemado de la plancha, gracias a sus compuestos ácidos que eliminan las sustancias que conforman la mancha y la van a dejar como nueva.

Lo que tienes que hacer es exprimir el jugo de un limón y mezclarlo con una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio, una vez que hayas obtenido una especia de pasta, procede a frotarla sobre la plancha fría y déjala actuar por cinco minutos. Entonces retira el exceso y límpiala luego con un paño húmedo, luego enciende la plancha para que se seque.

Comentarios de Facebook