Compartir

¿Sabes cómo limpiar una plancha? Es uno de los aparatos que más utilizamos en casa pero, a su vez, es uno de los más descuidados. Su inadecuado uso puede provocar que las prendas de vestir no queden del todo bien o incluso que acaben ensuciadas debido a que existan restos quemados de ropa o de plásticos en la base, que normalmente suele ser de aluminio. 

Hay una serie de trucos fáciles que te pueden ayudar para que sepas como limpiar una plancha. Es importante que sepas que si la que tienes en casa tiene un revestimiento antiadherente. Si es así, pasa un trapo húmedo con agua fría y un poco de detergente (¡es fundamental que esté fría y desenchufada de la corriente. En el caso contrario, hay algunos métodos que seguro que te pueden ayudar. 

Uno de los más utilizados en casa es con una nana. Si la base de la plancha se ha quemado, el acero puede ayudar a eliminar esas partículas que se han endurecido. En este caso, la placa si tiene que estar caliente aunque siempre (eso no cambia) desenchufada de la corriente. 

La cera de una vela también te puede ayudar a eliminar la zona quemada de tu plancha. Para mejorar su eficacia, frota con un papel de lija por dónde has 'rallado' la cera hasta que veas que ha desaparecido por completo.

Si no sabes muy bien como limpiar una plancha de las otras formas que te hemos dicho, puedes utilizar bicarbonato para ello. Caliente un poco la placa del aparato, desenchúfalo de la corriente y aplica un poco de bicarbonato sobre las quemaduras. Ayúdate con una lija como ya te hemos dicho en el caso de la vela. ¡Es mucho más efectivo!

La sal también te puede ayudar a limpiar la plancha. A diferencia del resto de métodos, en este caso, utiliza un trozo de papel donde colocar la sal y a partir de ahí pasar la planchas dando círculos por encima de donde está la sal. 

También puede pasar que se pegue un trozo de plástico en tu plancha. Para ello, no intentes utilizar ninguno de los trucos anteriormente mencionados. Para solucionarlo, pasa la plancha por encima de papel aluminio y un poco de sal. ¿El objetivo? Que la mezcla del calor y la sal despegue el plástico que ha quedado prensado en la placa base del aparato.

Por último, si alguno de los orificios de tu plancha ha quedado obstruidos por algún tipo de partícula o suciedad, puedes limpiarlo con una mezcla de agua y vinagre que deberás aplicar con un bastoncillo que utilizamos para los oídos.