Quantcast

Madrid multará a partir de enero a patinetes, bicis y motos de alquiler mal aparcados

Los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) podrán denunciar a las bicicletas, patinetes, motocicletas y demás vehículos de movilidad personal (VMP) de empresas ‘sharing’ que incumplan la normativa. Las sanciones irán desde los 30 euros, las más leves, hasta los 200 euros las más graves, han informado fuentes municipales.

Todo ello dentro de la intención del Consistorio madrileño de “garantizar el acceso universal en las zonas de prioridad peatonal ante el incremento de uso de motocicletas, patinetes, bicicletas y demás VMP compartidos.

El control sobre las infracciones de estos vehículos se limitaba hasta ahora a los Agentes de Movilidad, que en 2019 interpusieron 10.428 multas a motocicletas mal aparcadas (1.177 por obstruir el tránsito peatonal y 8.651 por situarlo sobre la acera de forma antirreglamentaria); 516 a patinetes y 28 sanciones a bicicletas por situarlos en lugares no permitidos.

Tal y como han avanzado ‘ABC’ y ‘El Mundo’, los controladores del SER se sumarán a esta labor “liberando a los agentes de movilidad para otras funciones” y procederán a realizar sus denuncias acompañándolas de tres fotografías del vehículo mal estacionado, donde se incluirá la hora en que se comete la infracción.

En el caso de los vehículos de “sharing”, la denuncia se trasladará a las empresas propietarias de los vehículos, quienes a su vez la remitirán al usuario la sanción.

El Ayuntamiento de Madrid está tramitando en estos momentos la modificación de la ordenanza de Movilidad Sostenible y promueve el uso de vehículos compartidos y la micromovilidad para favorecer la movilidad sostenible y la reducción de emisiones en la ciudad, pero también recoge la eliminación progresiva del aparcamiento de motocicletas, VMP y bicicletas sobre acera, desplazándolos a la calzada.

El área que capitanea Carabante ya ha anunciado que cuando se apruebe la modificación de la OMS a principios del año que viene se obligará a bicicletas y patinetes a estacionar en anclajes específicos, situados la mayoría de ellos en la calzada.

Madrid cuenta actualmente con 1.147 aparcabicis distribuidos por la ciudad y ha adquirido otros 426 para ubicarlos en 83 puntos nuevos, que se situarán preferentemente en calzada para incrementar la seguridad vial y la accesibilidad de las aceras. En total sumará 1.573 anclajes en noviembre, incrementando casi en un 50 por ciento la presencia de esta infraestructura en la ciudad.

Además, hasta 2023 se incrementarán progresivamente la plazas para motos en calzada, pasando de 11.000 a 25.000. El Ayuntamiento de Madrid ha detectado un incremento de cerca del 18,5 por ciento acumulado del parque de motos en el periodo 2010-2018. El sector de las motos eléctricas suma una flota de 5.000 vehículos.

Las motos, ciclomotores, patinetes y bicis podrán continuar aparcando en aceras como hasta ahora siempre que cumplan con la normativa vigente, en este caso, según lo recogido en el artículo 48 de la ordenanza de Movilidad Sostenible.

Comentarios de Facebook