Compartir

“Nos han robado nuestro Playmobil gigante. Mide 1,80 metros y no se esconde fácilmente. El ladrón lo tiene en su casa y presumiendo. No lo ha comprado, no es de una tienda de juguetes que cerraba y se lo han regalado. No, no hay tantos, es el nuestro y nos lo han robado. Y no, no nos lo regaló Playmobil. Nos costó nuestra pasta”.

Esta han sido las palabras utilizadas por los propietarios de la tienda Lycka, situada en el centro de Granada, para denunciar en sus Redes Sociales el robo de un muñeco Playmobil de tamaño gigante que han robado del balcón ubicado justo encima del negocio, situado en la Calle Puentezuelas, y que era utilizado como reclamo comercial por sus dueños.

La dueña del negocio ha comentado en una información publicada por Ideal que el Playmobil les costó 500 euros y que, tras buscarlo durante varios días en páginas webs de segunda mano y compra venta de artículos, han decidido denunciar el caso ante la Policía Nacional y haciéndolo público mediante sus perfiles en Redes Sociales.