Quantcast

Galicia acata la orden de Sanidad aunque cree que los criterios son “improvisados”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado que Galicia “acata” la orden del Ministerio de Sanidad contra la que votó el pasado miércoles en el consejo interterritorial pues considera que los criterios que marca para cerrar una localidad son “improvisados”, “incompletos” y fueron “diseñados” para una comunidad concreta, en referencia a Madrid, debido a la “tensión bilateral” que mantienen los gobiernos central y autonómico.

Así se ha expresado el mandatario gallego a preguntas de los medios este jueves en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, donde ha avanzado que Galicia se guiará por los criterios de su propio comité clínico, que cree “más completos” que una orden que espera no tener que aplicar dado que “ninguna” ciudad de la comunidad “ni de menos ni de más” de 100.000 habitantes se acerca a los tres parámetros que marca Sanidad para elevar las restricciones.

“Galicia siempre acató todas las normas de obligado cumplimiento. Se puede estar o no de acuerdo, pero siempre las acatará mientras esa norma esté en vigor”, ha señalado Núñez Feijóo, muy crítico con una orden que cree fruto de la “tensión bilateral” que mantienen Gobierno y Madrid, y que establece criterios que ha calificado de “incompletos”, “poco trabajados”, “improvisados” e, incluso, “groseros”, pues, según el presidente, “no miden de forma específica y concreta el problema”.

Para Feijóo, que ha censurado que el docuemnto “circulase” desde 24 horas de llevarlo al comité interterritorial, el “consentimiento formal” que tiene que firmar un paciente para somterse a una intervención “de juanetes” o de “cataratas” en el Servizo Galego de Saúde es “más complejo” desde “el punto de vista sanitario” que los criterios que marca la nueva directriz del Ministerio de Sanidad para cerrar una localidad por la incidencia de la pandemia.

“Yo no voy a tomar decisiones que se trasladen improvisadamente”, ha dicho el presidente autonómico y líder del PP gallego, que considera que los “tres criterios” de Sanidad “no valen”, por lo que ha avanzado que continuarán adoptando medidas (las últimas el miércoles con el aumento de restricciones en dos ayuntamientos de O Salnés y en O Barco) con base en los “diez criterios” que aplica el comité clínico creado por la Xunta para la gestión de la pandemia.

El mandatario ha incidido en que la crisis sanitaria “no es un problema de prismas”, por lo que ha pedido “sacar el debate político de una vez de la pandemia”, ya que, según Feijóo, “cada vez hay más debate político” y “más improvisación”.

A preguntas de los periodistas, Feijóo ha reivindicado que él se mantiene al margen de dicho “debate político” sobre la gestión de la pandemia pues, dice, se debe a su cargo como presidente de Galicia. “A mí no me vincula mi partido. Ni me vinculó, ni me vincula, ni me vinculará”, ha incidido tras recordar que no todas las comunidades gobernadas por el PP votaron del mismo modo en el consejo interterritorial del miércoles.

En este sentido, ha defendido que la posición expresada por Galicia en dicho encuentro se sostuvo en que consideran “incompletos” los tres criterios para imponer restricciones severas. “Son criterios groseros, no miden de forma específica y concreta el problema”, ha abundado después de haber afirmado que seguir los criterios de Sanidad significaría “incumplir” las directrices del comité clínico.

Entre las cuestiones que hecha en falta es que “no” se tenga en cuenta la “vulnerabilidad” de los infectados, el porcentaje “de cuarentenados positivos y negativos”, al tiempo que ha criticado que se hayan introducido “cambios” en la concepción de las unidades de cuidados intensivos.

“NO OPINA” DE AYUSO

“No voy a opinar de lo que pase en otras comunidades”, ha sentenciado a preguntas de los medios sobre la gestión de la pandemia del gobierno madrileño presidido por su compañera de partido Isabel Díaz Ayuso.

Feijóo ha apuntado que “según Madrid”, el lunes se inició “un diálogo” con el Gobierno que estos consideraron “útil” hasta el jueves, cuando, dice, se produjo un cambio de actitud que llevó a que ese diálogo dejase de considerarse “válido”.

“Parece que es un diseño para una comunidad”, ha comentado Feijóo, para quien resulta “sospechoso” que los tres criterios marcados por Sanidad “solo” afecten a localidades de Madrid, con alguna excepción fuera de la comumidad capitalina.

Comentarios de Facebook