Compartir

La implantación de un parque eólico en la depuradora de Jinámar tendrá un coste 1,3 millones y las canalizaciones para el riego en la zona sur 1,2 millones

Las actuaciones están enmarcadas en el Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles  

El Cabildo de Gran Canaria invertirá 7,7 millones de euros en 12 actuaciones para mejorar depuradoras, redes de distribución y otras instalaciones del Consejo Insular de Aguas enmarcadas en el Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles dotado por la Institución insular con 66,5 millones para consolidar la reactivación de la economía de la Isla.

El Cabildo aprobó en pleno la modificación de crédito necesaria para transferir al Consejo esta partida que permitirá iniciar las obras próximamente, ya que todas están ya en tramitación administrativa, algunas en la fase final de redacción los proyectos y otras con el proyecto ya culminado y en proceso de elaboración de los pliegos para sacarlas a licitación.

La intervención más cuantiosa es un parque eólico de autoconsumo para la estación depuradora de aguas residuales de Jinámar, que tendrá un coste de 1,3 millones de euros. Es una actuación incluida en el Plan Renovagua del Cabildo para implantar energías limpias en 26 instalaciones del Consejo con una inversión de más de 18 millones de euros.

Este parque eólico contempla el emplazamiento de un aerogenerador para el suministro eléctrico del recinto, que trata caudales de aguas procedentes de Telde, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Brígida y Valsequillo, explicó el consejero de Sector Primario, Miguel Hidalgo.

Por otro lado, la rehabilitación de la conducción del depósito La Data a las presas de Gambuesas-Ayagaures tiene un coste de 1,2 millones. El proyecto consiste en la sustitución de las tuberías por otras que resistan la presión para el uso reversible con el objetivo de elevar el agua de producción industrial a estos embalses con una nueva estación de bombeo.

Y es que la distribución de agua para riego en las cuencas de Ayagaures y Fataga proviene de las presas de Ayagaures-Gambuesa y Fataga y de la interconexión a través del canal Trasvasur. La sequía de los años anteriores evidenció la necesidad de recurrir a las aguas de producción industrial para paliar las épocas de escasez, pero hasta ahora la red lo impide, lo que quedará solventado con esta actuación.

Otra de las actuaciones es la mejora de la red de distribución de aguas regeneradas desde la depuradora de Jinámar a la red LPA-SUR, que incluye la adecuación de las estaciones de bombeo de Jinámar y Cendro con un coste de otro millón de euros.

Y es que la instalación de Jinámar produce cada día 5.000 metros cúbicos de agua depurada con calidad para ser reutilizada, aunque solo se distribuyen entre 1.500 y 2.000 por la falta de capacidad de la red de distribución, por lo que esta obra permitirá aprovechar al máximo el agua regenerada en toda la franja del sur y sureste de la Isla.

Sede accesible y nuevo archivo para documentos antiguos

Este Plan de Inversiones Sostenibles del Cabildo contempla también la adecuación de la ampliación del Consejo Insular de Aguas tras la adquisición de 1.000 metros cuadrados en la planta baja de la sede, en el edificio Humiaga, lo que permitirá disponer de una zona de atención al público que garantizará la accesibilidad y de un espacio de consulta de documentación.

Esta actuación requiere de una inversión de un millón de euros y también conlleva que el Consejo disponga de instalaciones adecuadas para el archivo general, conformado por documentos de hasta un siglo hasta la actualidad, y de una sala multiusos para cursos, ponencias o jornadas.