Compartir

El Ayuntamiento de La Laguna ha llevado a cabo en Mesa Mota una actividad de reforestación y mantenimiento con más de un centenar de ejemplares vegetales, en una iniciativa realizada de manera coordinada por las áreas de Medio Ambiente y Servicios Municipales, cuyo objetivo último era compensar la huella de carbono generada por la última edición de La Noche en Blanco, celebrada a mediados de noviembre.

En total se han plantado 117 árboles y arbustos de especies propias del monteverde, como brezos, laureles y mocanes, entre otras. Además se les ha dado un riego de asentamiento para favorecer su permanencia. Paralelamente, los equipos municipales han llevado a cabo tareas limpieza de la zona, retirando residuos plásticos y vidrios encontrados en medio de la laurisilva.

La concejala de Comercio y Turismo de La Laguna, María José Roca, señala que esta acción “responde a un compromiso por la sostenibilidad que adquirimos como uno de los    principios fundamentales de La Noche en Blanco, y de la propia acción de gobierno del Ayuntamiento de La Laguna a través de políticas transversales ecológicas y respetuosas con el medio ambiente”.

La concejala explica que la reforestación estaba prevista precisamente para la semana posterior a la celebración de La Noche en Blanco, contando con un grupo de personas voluntarias y la supervisión del personal de Parques y Jardines, pero las condiciones meteorológicas adversas obligaron a retrasar esta acción hasta hace unos días.