Compartir

El alcalde ha presidido el acto por el Día del Patrón de la Policía Local, donde ha señalado el compromiso por seguir reforzando el cuerpo con la incorporación de 130 agentes en dos años

Durante la ceremonia se han entregado las Medallas al Mérito Policial a 15 agentes, 3 personas de otros cuerpos de seguridad y una empleada municipal

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, mostró hoy el compromiso del Ayuntamiento para seguir reforzando la estructura de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, para mantener a la capital entre las ciudades más seguras de España y, sobre todo, para mejorar su proximidad con los vecinos mediante el restablecimiento de la Policía de Barrios el próximo año con la incorporación de 68 nuevos agentes.

El alcalde así lo afirmó en el acto de la celebración de la festividad del Cristo de la Vera Cruz, patrón de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, en el que se llevó a cabo la concesión de distinciones, recompensas y felicitaciones públicas del Cuerpo de Policía Local del año 2019.

Durante la ceremonia, Augusto Hidalgo destacó que la recuperación de este servicio es uno de los principales objetivos del Ayuntamiento para 2020. “La creación, de nuevo, de la Policía de Barrios supondrá generar un vínculo de cercanía con cada zona que nos llevaría a un concepto de policía más social y cercana a los ciudadanos y a los empresarios”, indicó.

Cuando se cumplen 160 años desde que la Policía Local empezó a prestar su servicio, el alcalde señaló que el cuerpo municipal “sigue prestando un servicio imprescindible a la ciudad, a todos los que habitamos en ella y a los que nos visitan”, gracias a la labor de más de 500 agentes en activo, que cada vez más amplían sus funciones de seguridad ciudadana con el fin de atender a las demandas de los vecinos y vecinas.

Para ello, indicó, el Ayuntamiento también está realizando un esfuerzo para aportar más material, con la incorporación el pasado año de 20 vehículos patrulla nuevos, 12 motos y dos monovolúmenes con el fin de mejorar las prestaciones de los agentes.

En cuestión de personal, a los 22 nuevos agentes recién integrados, se sumarán pronto 68 hombres y mujeres que empezarán en octubre su proceso de formación. El alcalde anunció la incorporación de un total de 130 agentes en dos años, lo que permitirá a Las Palmas de Gran Canaria acercarse “a la ratio que nos corresponde como ciudad y dar respuesta a las bajas que generan las jubilaciones”.

Gracias a estos agentes es posible la existencia en la actualidad de 14 unidades especializadas, que permiten reforzar áreas tan importantes para la ciudadanía como la protección de menores o la lucha contra la violencia de género. Especial mención realizó de participación de 300 personas de diferentes servicios municipales vinculados al área de Emergencias que participaron de forma solidaria en la labor de extinción del incendio de la isla el pasado mes de agosto.

De cara a los próximos años, Hidalgo señaló que uno de los grandes retos es avanzar también en la digitalización y modernización informática de los servicios de la Policía Local, la protección a los menores a través de proyectos como la Zona Libre de Acoso, la lucha contra el consumo de alcohol entre menores, el impulso a los planes de educación vial y la apuesta por un cuerpo más igualitario con una presencia cada vez mayor de mujeres.

Distinciones

El alcalde, el concejal de Seguridad Ciudadana, Josué Íñiguez, y el comisario principal jefe de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, Carlos Saavedra, impusieron las medallas al mérito policial tanto a agentes y personal que trabaja para el cuerpo municipal de seguridad, como a instituciones y personas que, con su labor, han colaborado con la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria.

La Medalla de Plata al Mérito Policial se ha entregado al oficial César Robaina Cejudo por sobresalir en el cumplimiento de los deberes, realizando a diario un trabajo encomiable de absoluta profesionalidad y, en particular, por una detención por sustracción. El oficial también ha sido distinguido por evitar un suicidio y por la detención por delito de lesiones tras ser agredido por una persona que se estaba encaramada en una valla en un puente de la GC-1 que se encontraba en una actitud aparentemente suicida.

También fueron galardonados los siguientes agentes: José Antonio Domínguez Santana, Rafael Ramírez Hernández, Marco Pérez Peñate, Oscar Henríquez Ojeda, José Robaina Domínguez, Jesús Bravo Agullo, Manuel Santana Estévez, José Betancor Santiago, Eduardo Romero Betancor, Víctor García López, Daniel Baltruschat Vázquez, Yeray Hernández Quesada, José Pérez Nuez y Ricardo Santana Medina.

Personas, autoridades y miembros de otros cuerpos policiales también han sido distinguidos por su colaboración en los servicios prestados por la Policía Local. Se trata de: José María Moreno, Jefe Superior de Policías de Canarias, Carlos Rodríguez Baturone, Teniente Coronel de Operaciones de la Guardia Civil, Emilio Díaz Perona, inspector del Cuerpo Nacional de Policía y Carmen Delia Cárdenes Ramos, administrativa adscrita a la Policía Local.