Compartir

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, mantuvo una asamblea informativa con vecinos y residentes de Hoya de la Plata junto a la consejera Inés Miranda para informar de las actuaciones que se van a poner en marcha

 

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, colaborará con el Cabildo insular en el proyecto de recuperación paisajística de 40.000 metros cuadrados en las laderas contiguas al barrio de Hoya de La Plata, en la entrada a la ciudad.

Así lo afirmó ayer el edil Javier Doreste, tras la asamblea celebrada junto a la consejera de Política Territorial de la Corporación insular, Inés Miranda y el concejal de Ciudad de Mar del Consistorio, José Eduardo Ramírez con medio centenar de residentes y miembros de la asociación de vecinos La Hoya Horizontal, que sirvió para informar de los cinco proyectos que se llevarán a cabo de embellecimiento en el entorno del barrio de Hoya de la Plata.

El Consistorio, que abrió un proceso participativo con los vecinos del barrio que se tradujo en la rehabilitación en 2018 de un muro de contención en Hoya de la Plata mediante una inversión de 213.994 euros, colaborará con la Gobierno insular en el mantenimiento posterior de las zonas verdes que sean creadas en la entrada sur de la capital.

El encuentro que contó con la mediación del colectivo PSJM, dirigido por Pablo San José y Cynthia Viera, sirvió también para que los responsables de ambas administraciones públicas informaran a los vecinos y residentes del inicio de los trabajos, que se prevé puedan comenzar en los primeros meses del próximo año por un importe de 3.300.000 euros.

El área de Urbanismo dirigida por el concejal Javier Doreste, se reunirá en las próximas con los miembros del colectivo vecinal La Hoya Horizontal para diseñar de forma conjunta el proyecto de creación de un local social y un parque en la zona.

Doreste, junto a los responsables municipales de Sostenibilidad Ambiental, Belén Hidalgo y de Participación Ciudadana y Distrito, Prisco Navarro, se comprometieron también en una asamblea celebrada el mes pasado a instalar lomos de asno en diferentes vías para reducir las velocidad de los vehículos, a reforzar la seguridad en la zona y trasladar al Cabildo la necesidad de poner en marcha un trazado alternativo para que los camiones de basura que se dirigen al ecoparque no pasen junto a su barrio y así evitar los malos olores.

El Consistorio ha encargado además un estudio de la movilidad en la zona que servirá para determinar los espacios en el barrio donde ubicar nuevos aparcamientos, otra de las principales demandas de los vecinos, y mejorar la accesibilidad general en todo el barrio, mediante la creación de itinerarios peatonales, la instalación de rampas, la mejora de las aceras y la iluminación en toda la zona.