Quantcast

El Ayuntamiento de Zaragoza suspende el cotillón de Nochevieja de la plaza del Pilar

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido suspender el tradicional cotillón de Nochevieja de la plaza del Pilar con el reparto de uvas, debido a la propagación de la pandemia de coronavirus y al actual nivel de alerta 3, que afecta a la reunión de personas, y además hay toque de queda desde las 23.00 a las 6.00 horas.

Para despedir el 2019 y dar la bienvenida al nuevo año el Ayuntamiento de Zaragoza repartió 3.000 bolsas de cotillón y 5.000 bolsas con las tradicionales doce uvas de la suerte.

La suspensión del cotillón se suma a la de todas las actividades que suponen una concentración de gente por el riesgo que conlleva de extensión de contagios y están “totalmente descartadas”, han señalado fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza.

En esta línea también se ha acordado, hace unos días, desestimar la celebración de la cabalgata de los Reyes Magos, y el mercadillo navideño de la plaza del Pilar al acordar con el concesionario la suspensión de la prorroga de la licencia.

Por otro lado, el Ayuntamiento está a la espera de la respuesta de la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón de la instalación del belén monumental al aire libre de la plaza del Pilar.

Desde el Consistorio han trasladado una propuesta en la que destacan que al estar instalado en un espacio abierto se podría visitar mediante reserva para evitar hacer colas, manteniendo la distancia de seguridad, y con el control de los aforos.

LUCES

Aunque es una Navidad que vendrá marcada por el coronavirus, desde el Ayuntamiento de Zaragoza se intentará que afecte lo menos posible siempre de acuerdo con los que indiquen las autoridades sanitarias y también para minimizar las afecciones al sector económico como el comercio.

Por ello se mantiene la iluminación navideña que ha comenzado a instalarse en distintas partes de la ciudad y está previsto que concluya este mes de noviembre, dentro de unas semanas.

La colocación de las luces led ya es visible en distintas calles del distrito del Casco Histórico, como las calles Alfonso I y Don Jaime, que están prácticamente terminadas, pero aún faltan remates; y en otros distritos, como San José.

La pasada Navidad, los 470 metros de recorrido de la céntrica calle Alfonso I lucieron un manto de luces led de bajo consumo, compuesto por paños de 30 metros y 1.040 tiras con 100 leds cada una, situadas a seis metros de altura para permitir el paso de la cabalgata de los Reyes Magos.

Comentarios de Facebook