Quantcast

La contaminación del aire provoca unas 1.000 muertes al año en Barcelona

El exceso de contaminación del aire en Barcelona, en relación a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), provoca alrededor del 7% de las muertes naturales (unas 1.000 defunciones anuales), según constata el último informe de la calidad del aire de la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB) realizado en 2019.

Según este mismo informe, que han presentado este lunes en rueda de prensa la concejal de Salud y presidenta de la ASPB, Gemma Tarafa; la directora de Salud Ambiental de la ASPB, Elisenda Realp; y el investigador del ISGlobal, Jordi Sunyer; el exceso de contaminación también causa el 33% de nuevos casos de asma infantil y el 11% de nuevos casos de cáncer de pulmón.

Es la primera vez que la ASPB estima en el informe el impacto en la incidencia del cáncer de pulmón y del asma infantil, y también la mortalidad atribuible al exceso de contaminación por PM2.5 y por NO2 de manera conjunta y por distritos.

En ese sentido, la distribución del impacto en salud atribuible a la contaminación varía según la zona de la ciudad, siendo el Eixample el distrito con más contaminación del aire y con más población expuesta, y donde se acumula el 23% de la mortalidad por contaminación.

EN LAS ESCUELAS

También se ha analizado la exposición de 348 centros escolares, de aproximadamente 122.500 alumnos, y los resultados concluyen que el 26% de las escuelas de Barcelona están expuestas a niveles de NO2 por encima del límite legal.

Esta exposición afecta a aproximadamente 30.000 niños, de los cuales la mitad están escolarizados en el Eixample y el resto se reparten por otros distritos, siendo Nou Barris y Horta-Guinardó los que tienen niveles más bajos de contaminación.

CALIDAD DEL AIRE

En general, el 35% de la población de Barcelona está expuesta a niveles de NO2 por encima del límite legal, mientras que el 100% lo está a niveles de PM 2.5 por encima del valor guía de la OMS.

Además, la exposición tiende a aumentar en barrios donde viven personas con nivel socioeconómico más alto y el Eixample vuelve a ser el más afectado, con el 94% de sus vecinos expuestos a niveles por encima del límite legal.

Durante 2019 se ha continuado superando el nivel que marca la OMS y el límite legal de la Unión Europea por el NO2 en las estaciones representativas de las zonas de tráfico de la ciudad (Eixample y Gràcia-Sant Gervasi) y el nivel guía de la OMS para las partículas PM10 y PM2.5 en todas las estaciones de la ciudad, que se han mantenido estables desde el año 2013.

MEDIDAS PERMANENTES

Ante esta situación, la ASPB constata que la exposición continuada a niveles habituales de contaminación que hay en la ciudad es un grave problema de salud pública, por lo que indica que hacen falta medidas permanentes para mejorar la calidad del aire y recomienda evitar los desplazamientos motorizados.

En ese sentido, Tarafa ha defendido que el Ayuntamiento ha realizado intervenciones focalizadas en la movilidad y el espacio público como la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), el programa ‘Protegim les Escoles’, la generación de refugios climáticos, el refuerzo del transporte público, las supermanzanas y el programa ‘Obrim Carrers’.

Por su parte, Sunyer ve urgente hacer intervenciones en movilidad y urbanismo para reducir la mortalidad que produce la contaminación atmosférica: “O bien ocupamos el espacio que ocupa el vehículo privado o no saldremos hacia adelante”.

Comentarios de Facebook