Compartir

Isabel Avilés, vecina de Sevilla, amamantó a su bebé de 10 meses en la mesa electoral del colegio San Roque de Arahal, de la que era presidenta, después de que la Junta Electoral desestimara su recurso para no formar parte de la misma.

Según ha explicad Avilés en declaraciones recogidas por ‘20Minutos‘, presentó un recurso que no fue aceptado ya que la ley electoral solo contempla la exención si el niño tiene como mucho nueve meses de edad.

La familia de Avilés tuvo que acercar al bebé hasta el colegio electoral donde se encontraba su madre para que ésta pudiera darle el pecho mientras atendía a sus obligaciones como presidenta de la mesa.