Compartir

Ocurrió muy rápido. ‘Chip the buffalo’, la mascota de un equipo de fútbol americano en su intento por animar al público asistente al estadio, cogió el bazoka ‘lanzaplayeras’ para lanzar varias al respetable. Sin embargo, tuvo la mala suerte de que agarrar el arma al revés.

Al disparar, el tiro le salió por la culata, nunca mejor dicho, y el ‘proyectil’ impactó en sus partes nobles.

‘Chip the buffalo’ tuvo que abandonar el recinto en camilla.