Compartir

Este fin de semana se iniciaron los saltos BASE desde el balcón de la Alameda del Tajo (Ronda).

Uno de los saltadores, el francés Mahieu Maurice, rozó la tragedia cuando su paracaídas le jugó una mala pasada.

Según informó ‘El Diario de Ronda‘, cuando Maurice tiró de la anilla, el paracaídas no se abrió de la manara correcta y el cuerpo el saltador se estampó contra la pared de la montaña.

Para frenar el golpe, el deportista puso las piernas por delante y como consecuencia de ello, sufrió una fractura en una de sus extremidades.

Los servicios de emergencias han actuado rápidamente y lo han trasladado al hospital donde ha sido operado y ha quedado ingresado de su grave lesión.