Compartir

Una niña de dos años se coló en el campo de juego de un partido de fútbol en Australia y sin pensárselo un jugador cogió a la pequeña en brazos hasta dejarla en un lugar seguro, en brazos de un miembro de seguridad.

Según ha publicado ‘Daily Mail’, el jugador Alex McLeod se convertía así en un héroe inesperado, al ignorar el balón que estaba junto a él y abandonar el juego, centrándose únicamente en el bienestar de la pequeña Pippa Bigs.

Su actuación, que se ha convertido en viral, se producía durante un partido de la Asociación de Fútbol Amateur Victoriana, en Melbourne (Australia). Después colgaban el vídeo en Facebook informando de que la niña se encontraba en buen estado.

El padre de la pequeña, David Biggs, confesó tras la dramática escena, que estaba de pie junto a la pequeña hasta que de repente se dio cuenta de que se le había escapado.

Grab a copy of today’s Herald Sun to read about little Pippa the budding footy star. Full story & video: https://t.co/y8VogSymgj @stbernardsfc @VAFA_HQ pic.twitter.com/cF05ZvOmNl