Compartir

Un hombre murió atropellado en un aparcamiento de Queens (Nueva York) mientras inspeccionaba el coche que quería comprar. El vehículo, un Lexus se encendió de manera remota y le embistió aplastándolo contra otro coche.

Michael Kosanovich, de 21 años, se encontraba revisando el Lexus cuando el dueño que intentaba vendérselo lo encendió de forma remota para mostrarle cómo funcionaba el sistema. Por causas que se desconocen, el coche aceleró y atropelló al joven, informó ‘New York Daily News‘.

Tras un primer impacto, el vendedor y otros testigos intentaron socorrer a Kosanovich, pero el automóvil volvió a golpear a la víctima por segunda vez causándole heridas severas en el toro y una pierna.

“Nunca había visto algo como esto”, comentó uno de los agentes que investigó el accidente a ‘Gothamist

El joven falleció en el hospital al día siguiente como consecuencia de sus heridas.

Las causas del accidente no han sido aclaradas y no se han presentado cargos contra el dueño del automóvil.

El manual de instrucciones del Lexus explica que la función de encendido remoto nunca se debe activar si no se tienen clara la situación del vehículo o hay personas en sus inmediaciones. El mismo manual aclara que el motor no arranca si el coche detecta que el freno está pisado o el cambio automático está puesto en la posición de estacionamiento.