Compartir

La Primera ministra británica, Theresa May, se ha rendido ante las presiones internas por culpa del Brexit y ha anunciado su dimisión para el próximo 7 de junio. Renuncia a liderar el Partido Conservador por no sacar adelante el acuerdo sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea: “Lo intenté tres veces, pero no pude lograrlo”.

Casi tres años después de llegar al cargo, May ha defendido su labor aunque también ha reconocido su fracaso para cerrar un acuerdo sobre el Brexit. May sentenciaba que “ha llegado la hora de que sea otro primer ministro el que lidere al país”.

La primera ministra británica comparecía ante los medios desde la puerta de Downing Street. Con una gran emoción, que en algunos momentos no le han permitido reprimir las lágrimas, ha asegurado que “ocupar este puesto ha sido el mayor honor de mi vida. He sido la segunda mujer en ocupar el cargo, pero no seré la última”.

Hacia el final, May quebraba su voz y su gesto: “Doy gracias por la oportunidad de haber servido a un país al que amo”.

May ha presentado su dimisión al frente del Partido conservador, y se abre la carrera para ver quién será el próximo inquilino de Downing Street.