Compartir

Lo que iba a ser un selfie para inmortalizar el posado con un camión del Rally Dakar 2019, que se disputa en Perú, se convertía en un cómico episodio que hizo muy poca gracia al conductor.

Todo sucedió cuando un joven se agarró a la parte delantera del camión para hacerse la foto, haciendo que se descolgara. El momento, que fue grabado por sus amigos, recoge el instante en que el aficionado rompe el frontal del camión y trata de colocarlo sin éxito, hasta que llega el dueño del camión que no oculta su enfado.