Compartir

Dos ciudadanos británicos han protagonizado una brutal pelea en el interior de un vuelo de Ryanair entre Glasgow (Escocia) y Tenerife Sur, desatando los gritos entre el resto del pasaje.

El encontronazo fue breve pero no dejaron de darse golpes hasta tal punto que uno de los hombres intentó arrancarle la nariz al otro de un mordisco. Finalmente tuvo que ser atendido por la tripulación.

Según han declarado algunos testigos a ‘The Scottish Sun’, uno de los implicados había bebido e increpó a una mujer que se había descalzado e intentaba ir al baño. Fue entonces cuando su acompañante, para defenderla, en enzarzó en la discusión en el pasillo.

Los dos turistas han sido detenidos y han pasado a disposición judicial.

El lamentable incidente fue grabado por varios pasajeros y se ha hecho viral.