Compartir

Sara Hinesley nació sin manos pero eso no le ha impedido desarrollar una vida normal. De hecho a sus 10 años ha ganado el concurso nacional de escritura de Zaner-Bloser 2019, que se celebra en Estados Unidos. Ella no cuenta con prótesis y escribe con los extremos de sus brazos.

“Su letra cursiva es maravillosa”, asegura el jurado de los premios Nicholas Maxim Award, en los que pueden participar niños con alguna discapacidad cognitiva, o física. El jurado está formado por terapeutas ocupacionales.

Imagen 'TC televisión'
Imagen ‘TC televisión’

Tras ganar el premio, los padres de Sara declararon a la ‘CNN’ que es “increíble y funcional”. Por su parte, la pequeña que cursa tercer grado en la Escuela Católica Regional de St. John en Frederick, Maryland, recordó “que cuando su maestra le enseñó a escribir en cursiva, descubrió que tenía un talento natural para ello y practicó”.

En una entrevista a ‘WJZ’, Sara apuntó que “las cosas que no puedo hacer, trato de descubrir la forma en que pueda hacerlas y hacer todo lo posible para que funcionen. Simplemente me esfuerzo al máximo y me lo propongo. Esto es lo que sucede”.