Compartir

Dos personas han resultado heridas de gravedad al despeñarse por un barranco el vehículo en el que circulaban en Pobra de Trives (Ourense). La rápida actuación de los equipos de emergencia ha evitado daños más graves.

Fue un particular, según ‘La Región‘, quien hizo la llamada al 112 Galicia advirtiendo del accidente y señalando que no había visto salir a los ocupantes y que parecía que el coche echaba humo, aunque cuando llegaron los efectivos de emergencia vieron que no ardía.

Según ‘La Voz de Galicia‘, el accidente se producía en el kilómetro 63, una vez pasado el río Navea y todo apunta a que habría sido por un despiste del conductor. Tras el siniestro, el coche se precipitó entre las copas de los árboles, a una altura de unos 50 metros y los dos ocupantes, ambos trabajadores del instituto de Trives han resultado heridos.

La mujer, que es profesora de inglés, ha tenido que ser atendida por lesiones internas en un helicóptero del 061 en el que ha sido evacuada; mientras que el hombre, un conserje del mismo centro, presenta heridas más leves y ha sido llevado en ambulancia.

En la evacuación han partido, entre otros, un equipo de rescate e intervención en montaña de la Guardia Civil  que ha conseguido sacar a los heridos y ponerlos a salvo a través del canal que comunica la presa de Guistolas con Montefurado. Junto a ellos han participado los GES de Castro Caldelas, una patrulla de tráfico de O Barco y miembros de Protección Civil.