Compartir

“Facha, pardillo, tu boca en el bordillo”, “Ortega Lara, de vuelta al zulo”, o “sin piernas y sin brazos, fascistas a pedazos”… Eran algunas de las consignas con las que este miércoles, un centenar de extremistas de izquierda trataban de boicotear un acto de VOX en Murcia.

La Policía Nacional que había establecido un cordón de seguridad con unos 50 agentes, lanzó varias cargas contra los grupos antifascistas, para proteger a los simpatizantes de VOX. Finalmente detuvo a dos de los radicales que querían reventar el mitin que se había convocado en el hotel Nelva. Uno de ellos es de nacionalidad española, y el otro, colombiana y están acusados de los presuntos delitos de atentado y resistencia a la autoridad.

Pese a las amenazas e insultos, unas 2.300 personas, según los organizadores acudieron al acto del grupo conservador en la capital murciana para escuchar al presidente de VOX, Santiago Abascal, y el ex funcionario de prisiones y fundador del partido, Ortega Lara.

Ante el acoso de los radicales, VOX ha reprochado al delegado del Gobierno que no disolviera la concentración ilegal de comunistas que hostigaba a los asistentes.

Más de 1.500 personas se habían dado cita en la sala, y Santiago Abascal se dirigió incluso a los que no pudieron acceder a ella, y se mostró agradecido del apoyo que durante toda la tarde les habían brindado frente a la presión y amenazas de los radicales de Izquierda, extremistas. Abascal era aplaudido con vítores de “Presidente”.