Compartir

El amor se abre paso incluso en los momentos más difíciles. Un hombre se enamoró a primera vista de su vecina tras verla practicar deporte en la azotea frente a su edificio debido al confinamiento domiciliario. Tras contactar con ella a distancia, con la ayuda de un dron, le envió su número de teléfono.

Jeremy Cohen, un joven de 28 años, vecino del barrio de Brooklyn, en Nueva York (EEUU), quedó prendado de su vecina tras verla ejercitarse en la azotea de su casa. Después de establecer un contacto visual, Cohen fletó un dron con una nota en la que escribió su numero de teléfono dirigida “para una belleza en cuarentena”, comentó el joven al ‘NYPost’.

”No puedo creerlo pero funcionó, y sí, es una historia real”, escribió Cohen en un tuit donde compartió su preciosa historia.

“Miré por la ventana y vi a una chica bailando, quizás una canción de TikTok”, escribió el joven.

Sus miradas se cruzaron, se sonrieron y se saludaron en la distancia. El joven le mandó un mensaje y la chica respondió con una llamada.

Posteriormente, los enamorados compartieron su primera cita a distancia, y quedaron a comer ‘juntos’, cada uno desde su balcón.