Compartir

La visita sorpresa de los Duques de Cambridge a Irlanda del Norte ha dejado para el recuerdo imágenes divertidas e inusuales en la pareja real. En distintos momentos del viaje se les ha podido ver jugando al fútbol o tirando al arco, aunque sin lugar a dudas, unas de las instantáneas más singulares ha sido ver a Kate con la cerveza.

Fue durante la fiesta nocturna en el Belfast Empire Music Hall donde el príncipe William y Kate aparecieron al otro lado de la barra y la Duquesa tiró cerveza.

Pero más allá de esta simpática escena, otro de los vídeos colgados en Twitter por Kensington Palace han desatado los rumores sobre un posible embarazo de Kate, porque la duquesa se toca la zona abdominal hasta tres veces, en un gesto muy propio de las mujeres embarazadas.

 

Pese a los rumores, no hay confirmación oficial, y la vitalidad que muestra Kate a la que se le vio incluso tirando al arco, parece chocar con esta idea ya que en sus embarazos ha sufrido vómitos continuados (hiperémesis) que la alejaron de actos oficiales en los primeros meses de gestación.