Compartir

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, ha viajado hasta la Comandancia Málag, para agradecer personalmente el “perfecto trabajo” realizado por los agentes que participaron en el dispositivo de rescate del pequeño Julen, y la coordinación con el resto de Instituciones.

En su discurso ha destacado que “una vez más habéis mostrado el carácter benemérito. Habéis sido los primero en llegar y los últimos en iros”, aunque a continuación, ha añadido que el trabajo no ha terminado y que continúa con la investigación para esclarecer los hechos.

Azón ha subrayado que pese a “que sólo existe la satisfacción del deber cumplido, es de justicia reconocer el trabajo realizado” y también ha tenido palabras para trasladar su pésame a los padres de Julen y ensalzar la respuesta de España ante el trágico suceso, como “ejemplo de solidaridad”.

Azón se ha reunido con los mandos y ha visitado además la zona del pozo, donde ha podido ver la obra de ingeniería que se forjó.

Durante los 13 días que se mantuvo el dispositivo de rescate participaron agentes de la Guardia Civil de distintas unidades como el Servicio de Montaña, el Grupo de Actividades Subacuáticas, o el Servicio de Desactivación de Explosivos.