Compartir

Un joven de 25 años de edad y vecino de Teo (A Coruña), resultó herido grave este fin de semana tras sufrir un brutal accidente de tráfico en la autovía de Barbanza. En la colisión, contra la base de un puente, el coche se partió en dos.

Según ‘La Voz de Galicia‘, el siniestro se producía hacia las 8 horas de la mañana del domingo, cuando el vehículo impactó contra una mediana de hormigón, en el kilómetro 31, dirección Padrón. Una parte del vehículo se quedó incrustada en el muro  y la otra parte, incluido el asiento del copiloto, se quedó esparcida por el resto del carril.

El conductor y único ocupante R.C.G. continuaba atado al asiento con el cinturón de seguridad cuando llegaron los servicios de emergencias. Poco después llegaba un helicóptero del 061 que recibió la llamada de alerta y tuvo que aterrizar en la propia autovía para evacuar a la víctima, por lo que el tráfico tuvo que ser cortado en ambas direcciones.

El joven fue trasladado en estado crítico al Clínico compostelano.