Compartir

La policía fronteriza de EEUU no ha dudado en repeler con gas lacrimógeno y pelotas de goma el intento de asalto de un grupo de migrantes que trataban de cruzar la frontera de Tijuana (México) y lograron llegar al muro.

El asalto a la fuerza llegaba después de que los migrantes se manifestaran pacíficamente en la Garita El Chaparral, en un puente situado a menos de 3 kilómetros de distancia de la frontera. Algunos consiguieron superar el cerco de seguridad.

Así disparan gases agentes de EEUU contra territorio mexicano. #CaravanaDeMigrantes @PlazaPublicaGT pic.twitter.com/YIanOx2ZeN

 

 

El secretario de Gobernación mexicano, Alfonso Navarrete, ha explicado que aquellos que trataron de entrar en territorio estadounidese de manera violencia será identificados y “se va a actuar y proceder con la deportación”, del mismo modo que ha descartado una militarización mexicana de la línea fronteriza del lado Tijuana.