Compartir

Las cámaras de seguridad de una comisaría tailandesa registraron el ataque de una serpiente a un hombre que permanecía en la sala de espera de las dependencias policiales.

Las imágenes fueron captadas el sábado y en ellas se ve como la serpiente entra sigilosamente en la sala y se acerca a un hombre que permanece sentado en una fila de sillas mirando para otro lado.

Tras un primer ataque, el reptil acaba se enroscado en las piernas de la víctima que intenta acabar con su vida a pisotones.

Finalmente, el hombre consigue dominar al animal, al que, posteriormente, abandonó en unos arbustos cercanos a la comisaría.