Compartir

Vasily Kamotsky, campeón mundial de ‘bofetadas’, perdió el título tras un soberano sopapo de su rival que le dejó K.O.

Kamotsky, un granjero de 28 años y 168 kilos de peso, había logrado ser invencible y era toda una leyenda en este tipo de competiciones hasta que se encontró con Vyacheslav Zezulya, la horma de sus zapatos.

Kamotsky golpeó primero, pero no pudo soportar el medido bofetón de su contrincante que le dejó grogui.

“Me pegó un buen gancho… y me gustó. Me puso a dormir. Creo que podría haber seguido, pero me agarraron y me sacaron de allí”, cometo el abatido campeón.