Compartir

Josep Bou, el candidato del PP a la alcaldía de Barcelona, sorprendía a todos al convertirse en un verdadero bombero improvisado cuando, al salir de una reunión, se encontró con un incendio en un restaurante del edificio colindante y se sumó a las labores de extinción.

Con resolución y sin pensárselo, el político se subió a un andamio y trató de sofocar el fuego con ayuda de un extintor. Solo después de confimar que estaba apagado descendió ante la mirada atónita de quienes le veían.

Las imágenes han sido emitidas en el programa ‘Espejo Público’ de Antena 3